Enlaces para accesibilidad

Kerry pide al Senado actuar unidos contra EI


El secretario de Estado, John Kerry, testifica en el Capitolio sobre los poderes de guerra para derrotar al grupo Estado islámico.

El secretario de Estado, John Kerry, testifica en el Capitolio sobre los poderes de guerra para derrotar al grupo Estado islámico.

El secretario de Estado urge a los senadores aprobar los poderes de guerra solicitados por el presidente Barack Obama para derrotar al grupo Estado islámico.

El secretario de Estado, John Kerry, pidió al Senado una pronta autorización de los poderes de guerra solicitados por el presidente Barack Obama para combatir al grupo Estado islámico, urgiéndoles a mostrar unidad para aprobarla de manera bipartidista.

“Yo espero que creamos que hay un consenso abrumador sobre la necesidad de parar a ISIS [el grupo Estado islámico]. Nuestro nación es más fuerte cuando actuamos unidos”, dijo el secretario Kerry a los senadores de la Comisión de Relaciones Exteriores que debe aprobar la solicitud antes de que pase al Senado en pleno.

Kerry estuvo acompañado por el secretario de Defensa, Ashton Carter, ypor el jefe del Estado Mayor Conjunto, General Martin Dempsey.

La propuesta de Obama permitiría el uso de la fuerza militar contra el grupo Estado islámico durante tres años, sin estar limitados por fronteras. La lucha podría extenderse a cualquier “entidad relacionada que la sustituya”, pero descarta el uso de fuerzas de combate en tierra a gran escala.

“El presidente ya tiene la autoridad para actuar, pero falta una expresión formal de este Congreso en este momento”, agregó el secretario Kerry, refiriéndose a una autorización del congreso que data de 2002 que precedió la invasión de Irak.

“El ISIL era el mismo al-Qaeda y cambió de nombre… Eran conocidos como al-Qaeda en Irak”, pero siguen siendo lo mismo, remarcó Kerry, que dijo que la cuestión no era si el presidente tiene la autorización o no, sino si el Congreso puede ponerse en la misma página.

No obstante el presidente de la Comisión, el senador Bob Corker, dijo que “no sabemos de ningún demócrata en el Congreso, en el Senado de Estados Unidos, que apoye la autorización para el uso de la fuerza militar”.

A los demócratas les preocupa que una nueva autorización pueda llevar a Estados Unidos a una nueva guerra a gran escala en el Medio Oriente, mientras a los republicanos les interesa que el presidente tenga los suficientes poderes como para no atarse de manos.

“Es mejor equivocarse en favor de la flexibilidad”, agregó Carter. “Dar espacio en el lenguaje sería bien apreciado porque hay que hacer lo que tenemos que hacer”.

El General Dempsey dijo creer que “la forma principal de derrotar a estos grupos es a través de los aliados en la región y del sostenimiento de una coalición amplia” en la que las fuerzas estadounidenses involucradas puedan “principalmente habilitar y no necesariamente liderar esos esfuerzos”.

XS
SM
MD
LG