Enlaces para accesibilidad

EE.UU. ataca a Estado Islámico en represa iraquí

  • Voz de América - Redacción

Un combatiente kurdo protege la represa Mosul, la más importante de Irak.

Un combatiente kurdo protege la represa Mosul, la más importante de Irak.

Presidente Barack Obama autoriza ataques aéreos contra posiciones de Estado Islámico en la represa de Mosul, cuyo objetivo es eliminar el control del grupo extremista en infraestructura crítica de Irak.

Unas 14 incursiones aéreas realizó Estados Unidos este domingo cerca de la represa de Mosul, la más importante de Irak, que los kurdos intentan recuperar tras ser ocupada por yihadistas del grupo extremista Estado Islámico (EI).

Diez vehículos armados de los insurgentes del Estado Islámico resultaron destruidos o dañados en los ataques de cazas y drones estadounidenses, junto a siete vehículos de transporte Humvee, dos vehículos blindados de transporte de tropas y un puesto de control, precisó Comando Central del Departamento de Defensa de EE.UU.

La noticia fue confirmada por la portavoz del Concejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, quien informó que el presidente Barack Obama notificó al Congreso de su aprobación de las operaciones aéreas en Irak para detener el avance del EI.

“El presidente transmitió al Congreso un informe que había autorizado a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos para llevar a cabo ataques aéreos focalizados en Irak para apoyar las operaciones de las Fuerzas de Seguridad de Irak, [con el fin de] volver a tomar y establecer el control sobre las zonas de la represa de Mosul, un sitio crítico de infraestructura, como parte de su campaña permanente contra [EI]”, señaló en un comunicado la portavoz.

Estados Unidos lanzó el sábado nueve ataques aéreos con el mismo objetivo, apoyando una ofensiva de los pesh mergas (combatientes kurdos) emprendida el sábado para recuperar la represa, que está en manos de los yihadistas desde el 7 de agosto.

Kawa Khatari, un responsable del Partido Democrático del Kurdistán (PDK), afirmó que "la mitad del sector de la represa de Mosul había sido recuperada, la parte este, y que (los combatientes kurdos) se dirigen hacia Tal Kayf, pero que la ruta que conduce a ella está llena de bombas", en referencia a esa localidad ubicada a unos 100 km al este de la represa.

La hidroeléctrica suministra agua y electricidad a la mayor parte de la región y es indispensable para irrigar vastas zonas de cultivos.

En momentos en que Irak se sumerge en el caos desde el 9 de junio, cuando comenzó la ofensiva de los combatientes del EI, las grandes potencias incrementaron sus esfuerzos para cortar el financiamiento de los insurgentes, armar a los kurdos y ayudar a decenas de miles de personas desplazadas por la violencia.

Continúan asesinatos

Por otra parte, 312 residentes de la localidad iraquí de Kocho, en el norte del país, murieron el sábado a manos de Estado Islámico, lugar donde 80 yazidíes fueron asesinados el viernes.

Autoridades locales informaron que EI secuestró a toda la población femenina del lugar tras concluir un ultimátum de cinco días para que se convirtieran al Islam

Es el segundo asesinato masivo de yasidíes por rechazar la conversión al Islam, después de la matanza de 77 personas, entre ellas 33 mujeres y un niño, hace una semana.

Se calcula que unos 500.000 yazidíes viven en Irak, la mayoría en la provincia septentrional de Nínive, mientras que la diáspora se concentra principalmente en Alemania (50.000).

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG