Enlaces para accesibilidad

Especial voto hispano: [Parte 4 de 4]

  • Lina Correa - Washington, DC

La Voz de América habla sobre el valor del voto hispano con los directores de medios hispanos de ambos partidos. Ruth Guerra del Partido Republicano y Luis Miranda del Partido Demócrata.

Mientras el Partido Republicano hace un “mea culpa” por los desaciertos de sus campañas frente a la comunidad hispana, el Partido Demócrata asegura que el radicalismo de sus rivales, les ha ayudado a ganar seguidores.

Los ojos demócratas y republicanos están puestos sobre 27 millones de hispanos aptos para sufragar en la elección presidencial y que podrían definir quién será el próximo mandatario estadounidense.

Reconquistar la mayoría de sus votos es la meta republicana. En el caso demócrata, su objetivo es mantener y ampliar el favoritismo que tradicionalmente han logrado entre ese sector de la población.

Mientras la estrategia republicana parte de un “Mea culpa”, según la directora de medios hispanos de ese partido, Ruth Guerra; Luis Miranda, director general de medios en la campaña demócrata, asegura que el radicalismo del partido republicano está ayudando a la corriente política de su partido.

Ruth Guerra defiende los intereses republicanos acusando a sus rivales de “usar una y otra vez, con fines políticos, el tema migratorio”.

Pero, Luis Miranda, asegura que las propuestas de ninguno de los precandidatos republicanos ofrecía ninguna diferencia con las de Donald Trump.

Más allá de que la elección de 2016 traduzca en realidad el potencial de los alcances del voto hispano, los republicanos despliegan su campaña de reconquista desde el 2012, cuando perdieron por una abrumadora mayoría ese sufragio.

Los demócratas plantean una visión a futuro que empodera a los ciudadanos de origen hispano, según Luis Miranda, porque “si ellos no son exitosos, el país tampoco lo será”.

XS
SM
MD
LG