Enlaces para accesibilidad

Elecciones en Uruguay

  • Federica Narancio

La fórmula del Partido Nacional, integrada por Luis Alberto Lacalle y Jorge Larrañaga, aceptó debatir entre fórmulas con el Frente Amplio.

La fórmula del Partido Nacional, integrada por Luis Alberto Lacalle y Jorge Larrañaga, aceptó debatir entre fórmulas con el Frente Amplio.

Las fórmulas del Partido Nacional y del Frente Amplio están más cerca de concretar un debate de cara al balotaje del 29 de noviembre. En tanto, las acusaciones entre los contrincantes subieron de nivel.

Luego de 15 años sin debate entre los candidatos a la presidencia, parecería que en Uruguay se concretará la propuesta de un debate entre las fórmulas del centro-derechista Partido Nacional y la coalición de izquierda en el gobierno Frente Amplio.

El Partido Nacional anunció que aceptó un debate entre los integrantes de su fórmula, integrada por el ex presidente Luis Alberto Lacalle y Jorge Larrañaga, y la fórmula del Frente Amplio, conformada por el ex guerrillero José “Pepe” Mujica y Danilo Astori.

En una conferencia de prensa, el senador y jefe de campaña del Partido Nacional, Gustavo Penadés, también numeró temas en los que les gustaría centrarse: seguridad, empleo, trabajo, educación, política internacional, políticas sociales, gobernabilidad del país y descentralización.

El senador Rafael Michellini, coordinador del debate por el Frente Amplio, dijo que el lunes el Partido Nacional les planteará “formalmente” la propuesta y decidirán si aceptarla o no.

Aunque los debates no suelen ser instancias que definen el voto de la ciudadanía, salvo casos excepcionales, en Uruguay será un evento inusual puesto que el último debate entre candidatos a la presidencia fue en 1994, entre el hoy presidente Tabaré Vázquez y el entonces candidato del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti.

El analista político Juan Carlos Doyenart, director de Interconsult, dijo a la Voz de América que “habrá que ver” el impacto que tendrá el debate en la opinión de los uruguayos, ya que al no ser algo que está arraigado en la cultura política del país no se ha podido medir su efectividad.

Cruce de acusaciones

En medio de las idas y venidas para definir los términos del debate, las acusaciones entre las fórmulas que van al balotaje el 29 de noviembre subieron de tono.

José “Pepe” Mujica dijo que los partidos tradicionales – el Partido Nacional y el Partido Colorado – no deberían dar “lecciones de democracia” puesto que esconden a “golpistas”.

También criticó a su contrincante, Lacalle, por decir que la “providencia” estuvo de su lado en las elecciones del 25 de octubre, donde lograron pasar a la segunda vuelta ya que el Frente Amplio no obtuvo el 50 por ciento más uno de los votos.

En tanto, su compañero de fórmula, Danilo Astori, dijo que el Frente Amplio es el único partido con “autoridad moral” para usar los símbolos del prócer nacional, José Gervasio Artigas.

Sergio Abreu, senador del Partido Nacional, dijo a la Voz de América que la agrupación parlamentaria de su partido difundió un comunicado en el que rechazó las acusaciones de la fórmula frenteamplista.

“Por unanimidad planteamos tres cosas: primero, la discriminación en la que ingresa Mujica al descalificar y tratar despectivamente las creencias religiosas de un candidato”, dijo.

“En segundo lugar, mucho menos decir que el Frente Amplio es la única fuerza política con autoridad moral para utilizar los símbolos patrios”, agregó.

“Y por último, con respecto a que escondemos golpistas, eso es un agravio”, dijo Abreu. “Fue el propio Mujica y su grupo mayoritario que hoy integra el Frente Amplio que se levantó contra las instituciones democráticas e instaló la violencia e intolerancia”, dijo el senador, en alusión al pasado guerrillero del candidato frenteamplista.

Enrique Rubio, del comando de campaña del Frente Amplio, dijo a la Voz de América que tomaron “conocimiento” del comunicado y les pareció “bastante fuera de lugar en cuanto a las calificaciones que utilizaba”.

“Era totalmente exagerado y un poco extremo, muy propio de un estilo de campaña que no compartimos”, consideró.

“A nivel del comando político no se tomó como objeto de discusión. Algunos emitieron una opinión al respecto, pero no le dimos otra trascendencia que esa”, dijo.

XS
SM
MD
LG