Enlaces para accesibilidad

EE.UU. diversifica más uso de combustibles

  • Greg Flakus

Bob Dudley, ejecutivo principal del grupo BP, habla durante la conferencia IHS CERAWeek en Houston, Texas.

Bob Dudley, ejecutivo principal del grupo BP, habla durante la conferencia IHS CERAWeek en Houston, Texas.

Altos ejecutivos de la industria energética y líderes financieros hablan de un mundo que se vale cada vez más de combustibles hasta hace poco considerados no convencionales.

El repentino auge de la producción de petróleo y gas natural en EE.UU. ha hecho variar las perspectivas energéticas en todo el mundo.

Esta semana en Houston los participantes en la 32 Conferencia Anual IHS CERAWeek, que reúne a los altos ejecutivos de la industria energética y a líderes financieros globales, se habló de un mundo que cada vez se vale más de combustibles una vez considerados no convencionales.

Gracias a la gran expansión de la producción de gas natural en Texas y otros estados del país, los pronósticos energéticos de EE.UU. tienen buen semblante, aunque el mayor gastador de energía, el sector del transporte, sigue dependiendo primordialmente del petróleo.

Según el presidente y ejecutivo principal de General Motors, Daniel Akerson, proporcionar a los estadounidenses más estaciones suministradoras de gas natural podría servir de ayuda.

“Debe haber algún incentivo del gobierno a la industria energética para hacer que ésta construya la infraestructura necesaria. No podemos controlar esa parte de la ecuación. Pero tampoco podemos producir sin tener cierta seguridad de respaldo infraestructural”, indicó.

Debido a que los autos y camiones movidos con gas natural son caros, el economista jefe del Instituto del Petróleo Estadounidense, John Felmy, dijo que cualquier cambio tiene que empezar por los grandes vehículos comerciales.

“El precio más alto de los vehículos familiares está tan por encima del de los convencionales que resulta difícil recuperar el costo”, señaló.

Felmy también dijo creer que tiene sentido promover la exportación de gas natural licuado a fin de dar a los productores un incentivo para expandirse.

“Si uno se fija en las operaciones de gas en todo el país hoy en día, lo que se aprecia es una enorme cantidad de perforaciones exploratorias, pero el desarrollo no se ha producido a causa del precio relativamente bajo”, precisó.

Dijo además que las exportaciones de gas también reducirían el déficit comercial de EE.UU., crearían más fuentes de empleo y aún así tendrían un impacto menor en el precio que pagan los consumidores.

Pero tal desarrollo no resulta sólo bueno para EE.UU. Empresarios como Mijaíl Smirnov, de la firma rusa Cryogenmash, están interesados en vender equipos de gas licuado a compañías estadounidenses.

Funcionarios del sector energético de muchos países viajaron a Houston a fin de conocer más acerca de cómo pueden expandir su propia producción.

Expertos señalan que países en todo el mundo van a necesitar energía de varias fuentes, incluido petróleo, gas, carbón y combustibles renovables a fin de satisfacer su demanda en las próximas décadas.
XS
SM
MD
LG