Enlaces para accesibilidad

Republicanos y demócratas en el desafío de convencer


El voto de los republicanos y los demócratas en las primarias y las asambleas partidistas define el escenario de las presidenciales

El voto de los republicanos y los demócratas en las primarias y las asambleas partidistas define el escenario de las presidenciales

Las primarias del martes, dice el experto Javier Maza, fueron la confirmación del mensaje en contra de las actuales estructuras políticas y sus actores

La carrera 2016 muestra caminos distintos para los aspirantes de ambos partidos, asegura un experto, a tiempo de afirmar que el resultado de las primarias del martes realizadas en cinco estados plantean un escenario previsible para la contienda, en especial en el Partido Republicano.

Javier Maza, analista político y asesor de campañas presidenciales, en entrevista con a la Voz de América puso en contexto la evidencia de profundos cambios a partir del triunfo de Donald Trump, John Kasich y el retiro de Marco Rubio de la carrera presidencial.

“El triunfo de Donald Trump y el final de las aspiraciones de Marco Rubio estaban anticipados, no sólo por las encuestas sino porque todos sabían sobre el arrollador avance de Trump y la realidad de que Rubio era un buen candidato en un mal momento”, destaca Maza.

"Lo que pasó con Rubio, pasó con Jeb Bush y con otros buenos candidatos que no pudieron mantenerse en carrera porque los votantes no los respaldaron, y todo por ser parte del sistema político actual", dice Maza.

Javier Maza, analista político y experto en campañas y debates políticos

Javier Maza, analista político y experto en campañas y debates políticos

“El resultado no es otro que la confirmación del rechazo de los votantes a todo lo que son los partidos y los políticos tradicionales, y su forma de enviar el mensaje a la dirigencia es votar por alguien de fuera”, resalta el experto.

Sobre los pasos futuros en el partido republicano, Maza advierte que la estrategia ahora está dirigida al evento final de nominación del candidato.

“La Convención de julio se anticipa como una convención abierta, y aunque el Partido Republicano se niegue a aceptarlo, esto va a suceder. Cruz y Kasich tratarán de llegar con el mayor número de delegados para quitarle a Trump la mayoría, los 1.237 delegados”, analiza Maza.

"En varias oportunidades dijimos que si Trump ganaba la Florida y Ohio estará prácticamente asegurando su nominación, pero el martes perdió Ohio y eso es perjudicial para sus números", dice Maza.

“En este panorama, la primera votación será clave. Si ninguno logra el respaldo suficiente, los delegados quedan liberados para definir su voto y en ese sentido podrían elegir al que quieran, que no necesariamente será el que ha ganado el mayor número de Estados”, afirma el experto.

En el Partido Demócrata, Maza anticipa que la diferencia en el número de delegados logrados hasta ahora por Hillary Clinton le dan una cómoda ventaja.

“Sin embargo, nada está dicho mientras queden Estados por votar en primarias o por realizar Asambleas partidistas, sin embargo lo avanzado hasta ahora permite a Hillary Clinton confiar en la nominación”, concluye Maza.

XS
SM
MD
LG