Enlaces para accesibilidad

Novia llega a la iglesia pidiendo aventón

  • Voz de América - Redacción

Un conductor comedido llamado Jay se apiadó de la novia y la llevó hasta el lugar de la boda.

Un conductor comedido llamado Jay se apiadó de la novia y la llevó hasta el lugar de la boda.

Angelique Arsenault decidió que su boda no la impediría una llanta baja en su limosina.

Una novia en el estado de New Hampshire que había esperado 11 años para casarse, llegó a la iglesia a dedo después de que a su limosina se le bajó una llanta en camino a la boda.

Angelique Arsenault se bajó del vehículo y sin perder tiempo empezó a pedir aventón, decidida a no perderse la ceremonia.

Arsenault viajaba por una via poco frecuentada en Brookline, New Hampshire, hacia el lugar de su boda en la cercana comunidad de Milford, el sábado 10 de septiembre.

La novia dice que su comitiva se echó a reir cuando se enteró de su aventura por medio del chofer de la limosina.

Un comedido conductor que se apiadó de ella al verla vestida con su gala nupcial ayudó a Arsenault a llegar al altar, aunque 30 minutos tarde.

La mujer dice que pese al incidente, el resto de la boda fue "sensacional" y ahora tiene una historia para recordar toda la vida.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG