Enlaces para accesibilidad

¡Cuidado con los bolsillos!


Lejos de ignorar el problema de seguridad, los sudafricanos apuestan a dar lo mejor de si y siguen invitando a no perderse la primera Copa del Mundo en África.

Lejos de ignorar el problema de seguridad, los sudafricanos apuestan a dar lo mejor de si y siguen invitando a no perderse la primera Copa del Mundo en África.

Una recomendación que ayuda a tener una idea de la situación es: no haga nada que no haría en Rio, Sao Paulo o Caracas.

Como estoy convencido de que la pasión es amiga de la aventura y hermana de la irracionalidad, ni siquiera se me ocurre en perder el tiempo en considerar, que aquel que puede y quiere, dejará de ir al Mundial por razones de seguridad.

Definitivamente esa no es una opción.

Así que, más vale saber que tras las Copas de Italia ’90, Estados Unidos ’94, Francia ’98´, Japón-Corea ’02 y Alemania ’06, la de Sudáfrica ’10, es otra historia.

Entonces, a prepararse y… cuidado con los bolsillos!

Es que, la primera Copa a jugarse en África, representa un desafío tanto para los servicios de seguridad de Sudáfrica, como para el sentido común de los simpatizantes y turistas que asistirán al histórico evento.

Y es interesante observar, que los sudafricanos, lejos de poner atención en el vaso medio vacío de la inseguridad, asumen la Copa del Mundo 2010 como una oportunidad de impulsar el país y no dudan en invitar a visitarlo.

No hay que ser paranoicos

Sin embargo, con la misma clarividencia que usó el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva para referirse a las condiciones de seguridad en Rio de Janeiro, al inaugurar el Foro Urbano Mundial, cuando recomendó a los visitantes, “no se metan en lugares que no conocen. Transiten como ciudadanos normales que no les va a pasar nada”, el portavoz de la policía sudafricana Vish Naidoo, dijo “no hay que ser paranoicos”.

Por pura lógica del absurdo, siempre pienso que cuando alguien hace ese tipo de aclaraciones, es mejor poner las barbas en remojo.

Las estadísticas no ayudan

Es que, los números, esos perversos números, ayudan poco en el caso de Sudáfrica. La criminalidad en el país, es definitivamente alta.

La tasa de homicidios es de 38,6 por cada 100 mil habitantes. En Alemania, que organizó el Mundial anterior, la tasa es de menos de 1 cada 100 mil habitantes. Pero claro, esos son sólo número dirán algunos. Sólo que esos 38 son personas.

Así que volviendo a la frase de Mr. Naidoo, no seamos “paranoicos”. Aunque también sería bueno que eso se lo explicara a algunos comerciantes sudafricanos que están ofreciendo chalecos blindados a los visitantes.

En fin, ni paranoicos, ni inocentes. O mejor aún, para más tranquilidad, es como escribió un columnista brasileño, “no haga nada que no haría en Sao Paulo, Rio de Janeiro o Caracas”.

Ahora sí. Un periodista usando el concepto de proximidad para que entendamos mejor.

Así queda más claro, la referencia son tres de las grandes ciudades latinoamericanas con mayores problemas de seguridad. Al menos, no usó Ciudad Juárez como referencia.

La naturaleza del crimen en Sudáfrica no es nada que no ocurra en otras partes, tal como volvió a tranquilizarnos el vocero de la policía, Vish Naidoo.

El crimen en Sudáfrica es como en el resto del mundo dijo Naidoo: atracos, asesinatos y otros delitos que se concentran en sectores afectados por el tráfico de droga y otras actividades ilegales.

Además, en la mayoría de los casos las víctimas son sudafricanos que conocen a los delincuentes, aclaró. Así que la recomendación de Lula da Silva de actuar como locales no se aplica. Una lástima, porque no era mala idea.

Sin embargo Naidoo recordó que los visitantes que llegaron para la Copa Confederaciones el año pasado, raramente fueron víctimas de algún crimen. "La gente puede sentirse más tranquila por eso", agregó el portavoz policial.

Algunas recomendaciones útiles

Así que aquí va la lista de recomendaciones que el vocero policial ofrece a los visitantes: no exhibir objetos de valor. No caminar a solas en lugares despoblados u oscuros. Consultar en el hotel o a los policías por dónde circular.

Se estima que Sudáfrica cuadruplicó el número de policías en el país, pasando de 55 mil a 200 mil.

Otra recomendación fue la que ofreció Gary Ronald, vocero de la Asociación de Automovilistas, quien aconsejó a los visitantes que alquilen autos y que traigan su propio GPS con mapas de Sudáfrica.

Pero claro, muchos nombres de calles pueden ser antiguos, además de que muchas calles no tienen carteles con el nombre ni otras señales de tránsito. Así que el GPS, puede meternos en problemas también.

Claro que si eso acontece, haga como cualquier padre de familia al volante, siga adelante sin parar a preguntar –aunque toda la familia se lo pida, no pare–, porque es probable que lo asalten.

"No es recomendable pararse a preguntar a cualquier extraño en la calle", recomienda Gary Ronald.

Mejor perdido que asaltado. Entonces siga hasta que encuentre algún centro comercial.

En fin, lo de antes, no haga nada que no haría en Rio de Janeiro o Sao Paulo, porque ya le servirá como entrenamiento para la Copa del 2014.

XS
SM
MD
LG