Enlaces para accesibilidad

Cuba: ¿Quién y qué viene después?


El mandatario cubano podría abrir su política exterior y mejorar sus relaciones con EE.UU., aunque muchos creen que seguirá los mismos pasos de su hermano Fidel.

Durante más de 50 años, el presidente de Cuba, Fidel Castro, fue el revolucionario izquierdista más conocido de Latino América.

¿Quién recibirá el título de revolucionario en una era post Castro? Muchos analistas creen que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tomará la bandera de Castro, pero otros cuestionan que Chávez vaya a lograr alguna vez la estatura internacional del líder cubano.

Hasta su desaparición de la vista pública, en 2006, Fidel criticó a Estados Unidos a cada momento. El presidente de Venezuela, un autoproclamado socialista, hace lo mismo.

“Fidel Castro es percibido como un líder revolucionario, la figura histórica que se opuso a Estados Unidos. Eso es lo que dio a Castro su posición, su prestigio, su estatura en Latino América. Hugo Chávez, claramente, quiere recibir ese título, quiere recibir esa herencia”, dijo el experto en Cuba, Wayne Smith, del Centro para la Política Internacional.

En Washington, el ex vocero de la Casa Blanca, durante la administración de George Bush, Tony Show, aseguró que el gobierno estadounidense debería estar preocupado de que Chávez asuma el puesto de Fidel como el brazo fuerte en América Latina.

“El presidente le preocupa que personas en el vecindario, deseen desestabilizar a sus vecinos utilizando métodos económicos o a través de otros medios. Y es por eso que la política de este gobierno siempre ha sido impulsar el libre comercio y llevarse bien con sus vecinos”, dijo Show.

¿Tendrá éxito? Chávez ya está emulando el estilo de gobierno del líder cubano, según Michael Shifter, de Diálogo Interamericano, un grupo de análisis político con sede en Washington.

“Yo creo que su compromiso con la democracia, en términos de imperio de la ley, equilibrio de poderes, limitaciones a su poder, yo creo, no está muy lejos del de Fidel Castro. Chávez tiene un tremendo deseo de consolidar y concentrar el poder en sus propias manos, de tomar todas las decisiones. Como Fidel Castro tomó todas las decisiones al gobernar a Cuba, él quiere tomar todas las decisiones al gobernar Venezuela”, explicó Shifter.

Pero, ¿puede Chávez lograr la inmensa estatura de Fidel Castro?

“Fidel Castro luchó en la revolución, luchó contra el régimen de Batista. Tenía sus tropas, fue a las montañas. Es alguien a quien se ve que hizo sacrificios, luchó por sus ideas y convicciones. Hugo Chávez es alguien a quien se ve que tuvo suerte como presidente pues le tocó una situación con altos precios del petróleo y los usó como instrumento político”, razonó Shifter.

En las décadas de 1960 y 1970, Fidel Castro trató de exportar el comunismo a América Latina. En años recientes, el presidente Chávez usó la vasta riqueza petrolera de su país para forjar nuevos lazos políticos y económicos en la región. El analista Wayne Smith dice que las propuestas internacionales de Chávez parecen estar teniendo menos resistencia que las de Fidel Castro.

“Castro, para todos los propósitos prácticos, la mayor parte del tiempo, estuvo solo. Nadie más defendía el socialismo en América Latina. Ahora, Hugo Chávez tiene toda clase de amigos izquierdistas en Latino América, con quienes darse la mano”, analizó Smith.

Los aliados de Chávez incluyen al presidente de Bolivia, Evo Morales, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Además de importantes acercamientos con los mandatarios de Irán, Rusia y Brasil.

No obstante, la fricción podría venir del mismo corazón de Cuba. también estar en el horizonte entre Caracas y La Habana, según el analista Ian Vásquez, del Instituto Cato.

“Se rumorea que Raúl Castro no le tiene mucho aprecio a Hugo Chávez y que será muy cuidadoso de no caer bajo su influencia. Ha estado bajo el poder de su propio hermano por más de 40 años. Ciertamente no quiere caer bajo el poder de recién llegado que quiere parecerse a su hermano. Así que inevitablemente habrá ciertas tensiones entre Cuba y Venezuela”, opinó Ian Vásquez, analista del Instituto Cato.

Raúl por sí mismo tampoco es considerado como un líder en potencia.

Muchos describen a Raúl Castro, como un hombre que le falta la imaginación y el carisma de su hermano mayor.

Sin embargo, Wayne Smith, antiguo encargado de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, argumenta que Raúl puede mejorar las relaciones exteriores de Cuba.

“El es pragmático, y, de hecho, yo pienso que Raúl estará mucho más dispuesto, que su hermano, a establecer una relación con los Estados Unidos, y una apertura con el resto del mundo”, explicó Smith.

Estados Unidos está comprometido a proveerle al pueblo de Cuba ayuda humanitaria, económica y otra asistencia en caso de que ocurra un cambio de régimen en la isla.

Sin embargo un informe del Departamento de Estado advirtió que el actual régimen de Cuba está trabajando con otros gobiernos de política similar, particularmente el de Venezuela, para anticiparse a cualquier presión externa para un cambio.

XS
SM
MD
LG