Enlaces para accesibilidad

Condenado a muerte quiere donar sus órganos

  • Voz de América - Redacción

Ronald Phillips fue sentenciado a la pena de muerte por violar y matar a la hija de su novia que tenía tres años.

Ronald Phillips fue sentenciado a la pena de muerte por violar y matar a la hija de su novia que tenía tres años.

Un hombre de 40 años en Ohio pide como último deseo le permitan donar su riñón a su madre y su corazón a su hermana.

Un hombre de Ohio sentenciado a la pena de muerte por violar y matar a una niña de tres años en 1993 pidió como último deseo le permitan donar sus órganos.

En vísperas a su ejecución, Ronald Phillip envió una carta al Departamento de Rehabilitación y Correccional en la que solicita le permitan donar su riñón a su madre, quien tiene que ser sometida a diálisis constantes, y su corazón a su hermana, quien tiene un padecimiento cardíaco.

Según la abogada de Phillip, Lisa Lagos, no se trata de ninguna maniobra para retrasar la ejecución y que su defendido ha abandonado cualquier intento de apelación.

Además, según la agencia AP, en la carta el reo no solicita ningún tipo de exoneración o tratamiento especial y que también estaría dispuesto a que donen sus órganos a otras personas de no ser compatibles con sus familiares.

“Es nuestra esperanza que el estado de Ohio haga lo correcto al asegurar que el mayor número de personas posibles se puedan beneficiar del regalo de vida que Ron está tan generosamente dispuesto a conceder cuando su propia vida se acerca a su fin”, citó AP a la abogada Lagos en una entrevista.

El gobernador del estado ha rechazado todo pedido de clemencia para Ron y su ejecución está programada para el jueves 14 de noviembre.

El Departamento de Rehabilitación y Correccional no ha hecho ningún comentario. Se espera que Ron reciba una inyección sedativa y otra para inhibir el dolor, pero se desconoce el efecto que cause en sus órganos.

Según un médico especialista Ron no califica para ser donante porque las donaciones de órganos por lo general lo hacen en pacientes que son declarados con muerte cerebral, pero su corazón sigue latiendo porque respiran con ayuda artificial y en el caso del prisionero no podría ser.
XS
SM
MD
LG