Enlaces para accesibilidad

Charlie Hebdo: Espíritu libre sin cobardía


El primer ministro francés, Manuel Valls, sostiene una copia de Charlie Hebdo al salir del Palacio de los Eliseos, en París.

El primer ministro francés, Manuel Valls, sostiene una copia de Charlie Hebdo al salir del Palacio de los Eliseos, en París.

El semanario satírico francés es hoy el motivo de reflexión sobre el difícil camino de la libertad de prensa en el marco de la responsabilidad social.

La libertad de prensa y expresión transitan líneas muy finas que deben marcarse con una responsabilidad social que determinen no solamente las líneas editoriales sino la consideración con los demás.

El profesor Silvio Waisbord, docente en la Escuela de Medios y Asuntos Públicos de la Universidad George Washington, utiliza este concepto en entrevista con la Voz de América, a tiempo de analizar la publicación de este miércoles del semanario satírico Charlie Hebdo en París.

“La edición de hoy responde al espíritu de Charlie Hebdo, el de no acobardarse frente a nada y refleja que están dispuestos a seguir la batalla”, afirma el experto.

Waisbord analiza, sin embargo, los alcances de esta decisión que implicó poner la imagen del profeta Mahoma y reflexiona a propósito del apoyo que reciben.

“No se trata de respaldar lo que hacen, porque puede haber discusión sobre esto, es apoyar lo que simbolizan, y al hacerlo estamos defendiendo la libertad de expresión”, remarca el docente universitario.

Escuche la entrevista con el Prof. Silvio Waisbord

Al mismo tiempo, el profesor Waisbord afirma que balancear la libertad de prensa y expresión con la responsabilidad social suele ser muy difícil, pero dice “es imperativo atender cierto tipo de consideraciones en el momento de publicar algo que puede ofender o agredir a ciertos grupos con determinados contenidos”.

Sobre el mensaje que queda luego del ataque contra la publicación francesa y la muerte de un grupo de sus caricaturistas, el profesor Waisbord afirma que puede generar un tipo de autocensura que es muy entendible.

“Somos firmes defensores de la libertad de prensa y expresión, pero es un tema complejo en el momento de definir y evaluar ciertos contenidos, y esto puede derivar en una forma de protección que nos empuja a considerar lo que vamos a publicar”, dice el analista de medios de comunicación.

En el caso de la prensa en Estados Unidos, el profesor Waisbord hace una clara diferencia en la forma en la que se enfocan los temas sensibles, en especial los religiosos.

“Hay una tradición diferente a la que maneja Europa, pero este es un buen momento para pensar en definir la libertad de prensa y expresión y establecer los principios sobre los cúales queremos escribir y difundirlos”, concluye Waisbord.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG