Enlaces para accesibilidad

Se extiende conflicto laboral en Bolivia

  • Voz de América - Redacción

Índigenas obsevan una manifestación de estudiantes de medicina de la Universidad El Alto, que protestan contra un decreto gubernamental que extendería el horario de trabajo.

Índigenas obsevan una manifestación de estudiantes de medicina de la Universidad El Alto, que protestan contra un decreto gubernamental que extendería el horario de trabajo.

El conflicto médico se ha prolongado por casi un mes. Los médicos exigen la anulación de un decreto que les perjudica, mientras el Gobierno amenaza con más despidos, descuentos por días no trabajados, y la contratación de médicos cubanos.

El gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, declaró emergencia sanitaria por la falta de atención en los hospitales, luego de 20 días de huelga de médicos y paramédicos, y fracasar las negociaciones para dejar sin efecto un decreto que amplía de 6 a 8 horas la jornada laboral para este sector.

Según los huelguistas, el presidente Morales ha amenazado con sustituirlos con médicos cubanos, lo cual provocó la quema de banderas cubanas durante las manifestaciones.

Al paro indefinido y los piquetes de huelga de los médicos se plegarán más estudiantes y trabajadores en salud, mientras que la Central Obrera Boliviana (COB) convocó para mañana a un paro de 48 horas, en apoyo a la demanda de los médicos y en rechazo a la propuesta de aumento del 18% al salario mínimo.

Los dirigentes del movimiento aseguraron que unos 4.000 médicos están en huelga de hambre y que persistirán con sus medidas de presión.

“Se van ir masificando los piquetes de huelga”, dijo uno de los líderes del movimiento a la Voz de América. “Ya tenemos personas vivas enterradas en ataúd y pronto se va llegar a otras medidas… esto es hasta las últimas consecuencias.

“El gobierno está en la obligación de dar una respuesta positiva al pliego único nacional de la COB, “dijo Juan Carlos, ejecutivo de la Central Obrera. “Damos el respaldo total, moral y material a los compañeros de salud. En base a los resultados del ampliado paro de 48 horas a nivel nacional, no hemos de aceptar imposición, penalización o judicialización”, añadió.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, sostuvo por su parte al periódico La Razón que no hubo avances significativos en relación al diálogo con los galenos. “Ellos han presentado sus propuestas y razones jurídicas, y nosotros las nuestras. También dijeron que se debería hacer un estudio técnico para la carga horaria y la respuesta a ellos es que no se puede hacer ese estudio, sino más bien una organización de esa carga horaria”.

El conflicto médico se ha prolongado por casi un mes. Los médicos exigen la anulación de la normativa, mientras el Gobierno amenaza con más despidos y descuentos por los días no trabajados. Ayer, el viceministro de Salud, Martín Maturano, ratificó la declaratoria de emergencia sanitaria a nivel nacional por el paro.

Las autoridades explicaron que después de la aprobación de ese decreto, las nueve gobernaciones y los 337 municipios deberán complementar la norma para poder tomar acciones para garantizar el derecho a la salud, como la contratación eventual de médicos y trabajadores en salud. Además, remarcó que sólo 30% de los hospitales públicos y de seguridad social acatan las protestas.

El viceministro también desmintió las versiones que hablan de la sustitución de los médicos huelguistas por doctores cubanos. "Queremos descartar que vamos a reemplazarlos con médicos cubanos porque tenemos médicos bolivianos formados en Bolivia y galenos formados en Cuba".
XS
SM
MD
LG