Enlaces para accesibilidad

Una cena de gala a la italiana en la Casa Blanca

  • Voz de América - Redacción

El presidente Barack Obama y su esposa, Michelle, recibieron en la Casa Blanca al primer ministro italiano, Matteo Renzi, y su esposa Agnese Landini.

El presidente Barack Obama y su esposa, Michelle, recibieron en la Casa Blanca al primer ministro italiano, Matteo Renzi, y su esposa Agnese Landini.

Banquete de Estado en honor del primer ministro italiano, Matteo Renzi, y su esposa, Agnese Landini.

El presidente Barack Obama y la primera dama, Michelle Obama, ofrecieron una noche de gala —el último banquete de Estado de su presidencia — en honor al primer ministro italiano, Matteo Renzi, y su esposa, Agnese Landini.

“Dejamos lo mejor para el final”, dijo Obama en su brindis antes de la cena a la que fueron invitadas unas 400 personas, entre ellas artistas como Jerry Seinfield, deportistas como el ex piloto de carreras, Mario Andretti, o políticos como Nancy Pelosi, estos dos últimos de origen italiano.

El mandatario resaltó en sus palabras que la democracia estadounidense ha sido bendecida con un toque de Italia. Señaló que el monumento a Lincoln y la cúpula del Capitolio son obra de italianos y brindó por una "duradera alianza" entre ambos países.

En su brindis de agradecimiento, Renzi se refirió a un discurso que dio la primera dama la semana pasada en New Hampshire, en el que criticó al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, por presumir en un video de 2005 de una actitud sexualmente agresiva hacia las mujeres.

"Michelle, tus tomates son estupendos. Pero tras las últimas semanas, permíteme ser franco, tus discursos son mejores que tus tomates", dijo.

La primera dama estadounidense deslumbró además —literalmente— con sus vestido de noche, un modelo en malla rosada dorada de la casa italiana Versace.

El cocinero invitado Mario Batali, la chef ejecutiva Cristeta Comerford y la chef de pastelería Susie Morrison se inclinaron por un menú de ravioli de batata con mantequilla tostada y salvia, ensalada tibia de calabaza y un primer plato de rollos de ternera, un clásico italiano, servido con grelos. El postre fue una crostata de manzana verde, o tartaleta italiana, servida con helado italiano.

El menú se diseñó para resaltar platos italianos tradicionales que resultan familiares a los estadounidenses, y emplearon ingredientes del huerto de la señora Obama en la última cosecha de este mes, como las batatas y las hierbas.

Gwen Stefani abrió el espectáculo tras la cena con su éxito "The Sweet Escape". Su novio, el astro del country Blake Shelton, miraba entre el público. Tras esa canción, la artista habló sobre su padre italo-estadounidense y dijo que todavía intentaba "averiguar cómo llegué aquí", refiriéndose a la cena.

Obama ha ofrecido 13 cenas de estado en sus ocho años en el gobierno, dos más que el presidente George W. Bush pero menos que otros predecesores recientes, según la Asociación Histórica de la Casa Blanca. El presidente Bill Clinton superó de lejos a sus dos sucesores con 28 cenas durante dos mandatos.

XS
SM
MD
LG