Enlaces para accesibilidad

Mundo verde

La joven ambientalista sueca Greta Thunberg respondió a declaraciones del Secretario del Tesoro de EE.UU. Steven Mnuchin, en el Foro de Davos. En la foto, Greta tras su exposición en el FEM, el martes 21 de enero de 2020. AP/Michael Probst.

El secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin le dijo a Greta Thunberg que debería estudiar economía, una broma que motivó a la activista ambiental a decir que no necesita de un título universitario para saber que el mundo no está cumpliendo con sus expectativas ambientales.

Al preguntársele sobre los llamados de Thunberg a alejarse de la energía fósil, Mnuchin dijo en una rueda de prensa en Davos: “¿Es ella la economista en jefe? Estoy confundido… Después que vaya y estudie economía en la universidad, puede regresar y explicárnoslo”.

Mnuchin incluye en su perfil de la red profesional LinkedIn una Licenciatura en Economía de la Universidad de Yale.

A inicios de esta semana, el presidente estadounidense Donald Trump y Thunberg intercambiaron indirectas durante el Foro Mundial Económico. Luego que Trump dijera que Estados Unidos está comprometido con el proyecto de sembrar un trillón de árboles, Thunberg respondió que “arreglar la crisis climática no sólo se trata de árboles”.

Thunberg, quien se ha tomado un año libre de la escuela para promover la acción sobre el cambio climático, respondió en Twitter, diciendo que no se necesita un título universitario para saber que el mundo no está cumpliendo con sus metas climáticas.

“Así es que o usted nos dice como lograr esta mitigación o explíquele a futuras generaciones y a esos que ya han sido afectados por la emergencia climática por qué deberíamos abandonar nuestros compromisos climáticos”, dijo Thunberg tras hablar en una conferencia del Foro Mundial Económico, donde la adolescente ha sido una de las principales atracciones.

Antes de partir de Davos, Trump pareció tirarle a Thunberg una rama de olivo, diciendo que le hubiera gustado escucharla hablar.

Mnuchin dijo que la posición de la administración Trump sobre el cambio climático ha sido mal interpretada.

"Hay una verdadera mala interpretación de la política estadounidense. Déjeme ser claro: el presidente Trump cree absolutamente en aire limpio, agua limpia y un medio ambiente limpio”.

Mnuchin dijo luego a CNBC que no cree que sólo queden unos años para prevenir una catástrofe climática.

“Hay muchos otros asuntos importantes” amenazando la civilización, dijo Mnuchin, citando los temas de salud y la proliferación de armas nucleares.

“La juventud necesita entender: el clima es sólo uno de los temas que se tiene que poner en contexto con muchas otras cosas”, agregó.

La canciller alemana, Angela Merkle, se apresuró a defender a Thunberg, diciendo en Davos que alcanzar las metas del acuerdo climático de París, al cual Trump renunció, es vital.

“El reloj está presionando, así que nosotros los mayores, yo tengo 65 años de edad, debemos asegurarnos de tomar la impaciencia de los jóvenes positiva y constructivamente”, dijo Merkle durante su discurso en el Foro Mundial.

Filippo Grandi, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), alertó en Davos el martes 21 de enero que el mundo debe de prepararse para tratar con millones de "refugiados climáticos".

El mundo debe prepararse para un aumento en la cifra de desplazados, ya que millones de personas podrían verse expulsadas de sus hogares por el impacto del cambio climático, dijo el martes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En declaraciones a Reuters en la cumbre del Foro Económico Mundial, Filippo Grandi sostuvo que la resolución de la ONU de esta semana implica que quienes huyen de sus hogares como resultado del cambio climático deben ser tratados por los países receptores como refugiados.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU emitió una histórica decisión el lunes en relación con Ioane Teitiota, de la isla de Kiribati, quien presentó un litigio contra Nueva Zelanda después que las autoridades negaron su solicitud de asilo.

"El dictamen dice que si hay una amenaza inmediata a la vida debido al cambio climático, debido a la emergencia climática, y si alguien cruza la frontera y se va a otro país, no debería ser enviado de regreso porque estaría en riesgo de vida, como en una guerra o en una situación de persecución", dijo Grandi.

"Debemos estar preparados para una gran oleada de personas que se mueven contra su voluntad", señaló. "No me aventuraría a hablar sobre números específicos, es demasiado especulativo, pero ciertamente estamos hablando de millones de personas".

Grandi se refirió al acoso sexual en condiciones de situaciones humanitarias. En reunión con funcionarios de UNICEF, declaró: "Todos nosotros en la comunidad de ayuda debemos ser defensores en la prevención del abuso sexual en situaciones humanitarias y en la lucha contra el acoso sexual en el lugar de trabajo".

Entre las causas destacan incendios forestales como los que se observan en Australia, el aumento del nivel del mar que afecta a las islas bajas, la destrucción de cultivos y ganado en el África subsahariana y las inundaciones en todo el mundo, incluso en partes del mundo desarrollado.

Mientras que durante la mayor parte de sus 70 años, la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, ha trabajado para ayudar a quienes huyen de los países pobres por conflictos, el cambio climático es más indiscriminado, lo que significa que los países ricos pueden convertirse en una fuente creciente de refugiados.

"Es una prueba más de que los movimientos de refugiados y el tema de la migración (...) es un desafío global que no puede limitarse a unos pocos países", dijo Grandi.

Más retos

El Fondo Mundial informó que actualmente combate tres de las enfermedades infecciosas más mortales jamás conocidas: El SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, dijo, en referencia a un programa lanzado en la edición global de 2002.

La entidad mundial dijo estar “recaudando, administrando e invirtiendo los fondos mundiales para derrotar a tres de las enfermedades infecciosas más mortales que se hayan conocido”.

La lucha mundial contra el SIDA, la tuberculosis, la malaria y otras enfermedades infecciosas, señala, ha ayudado a reducir el número de niños que mueren menores de cinco años de 12 millones en 1990 a menos de 6 millones en la actualidad. “Como organización internacional, el Fondo Mundial moviliza e invierte más de $ 4 mil millones al año para apoyar programas dirigidos por expertos locales en más de 100 países”.

El SIDA, la tuberculosis y la malaria son prevenibles y tratables. Además del trabajo que actualmente se realiza para abordar el problema en el terreno, advierte el organismo mundial, la derrota de estas enfermedades infecciosas “requiere un mayor compromiso de más países y sus tomadores de decisiones”.

Hasta 2018, “los programas de salud apoyados por la asociación del Fondo Mundial salvaron 32 millones de vidas”, aseguran.

El número de muertes causadas por el SIDA, la tuberculosis y la malaria cada año se ha reducido en un 40% desde 2002 en los países donde interviene el Fondo Mundial.

Cargue más

XS
SM
MD
LG