Una usuaria usa el servicio Zelle para enviar dinero.
Una usuaria usa el servicio Zelle para enviar dinero.

MARACAIBO, VENEZUELA / WASHINGTON, EE.UU. - María Elena (*), de 35 años, quedó impactada la medianoche del jueves al enterarse, a través de periodistas probos en Twitter, que los clientes del banco estadounidense que residan en Venezuela, como ella, no podrán utilizar más el servicio de transacciones de dinero Zelle a partir del próximo 26 de junio.

Corrió a su computadora a revisar la bandeja de entrada de su correo electrónico. Allí encontró la notificación oficial de la entidad financiera norteamericana.

“Wells Fargo está eliminando tu acceso a Zelle” es el asunto del mensaje que ha remitido el banco a sus clientes venezolanos que vivan en el país sudamericano.

La comunicación informa que, a partir del 26 de junio de este año, Wells Fargo suspenderá la posibilidad de enviar y recibir pagos a través de su plataforma.

Imagen tomada del sitio web de Wells Fargo para sus usuarios en EE.UU.

La Voz de América pudo obtener una explicación oficial de la entidad financiera a través de su departamento de comunicaciones corporativas.

“Wells Fargo realiza revisiones continuas de la relación de sus cuentas para asegurar que nuestros productos y servicios, incluyendo Zelle, son usados como están concebidos”, reza el breve comunicado remitido por petición de la VOA.

La nota ahonda en las potenciales razones de suspensión de Zelle: “Si identificamos un uso que es inconsistente con el uso pretendido para esos productos y servicios, Wells Fargo elimina el acceso a esos servicios para esos usuarios. No podemos comentar sobre situaciones de clientes específicos debido a la confidencialidad y la privacidad del cliente”.

En el correo recibido por múltiples clientes de Wells Fargo, como María Elena, el banco explica que “ha elegido dar por terminado su acceso a este servicio según lo permitido en la sección 28(b) del acuerdo de acceso en línea y la sección 6.B del apéndice del servicio de transferencias de Zelle”.

La norma interna mencionada por Wells Fargo, disponible en su página web oficial, indica lo siguiente: “podremos suspender y/o restablecer el acceso a una cuenta elegible o un servicio financiero por Internet a través del servicio, en su totalidad o en parte, a nuestro criterio, en cualquier momento”.

La misma cláusula abre la posibilidad a los clientes venezolanos notificados de solicitar el restablecimiento de esos servicios a través de una llamada telefónica. “Si se restablece, regirán los términos de este contrato vigentes en ese momento”, añade.

El apartado sobre el uso de Zelle citado por el banco establece: “En caso de que usted viole alguno de los términos y condiciones de este anexo, haya transacciones no autorizadas o fraudulentas relacionadas con su cuenta de la que provienen los fondos, su cuenta de depósito o la utilización del servicio de transferencia, o incurramos en problemas con su utilización del servicio de transferencia, usted accede a que podamos suspender o dar por terminado su acceso al servicio de transferencia en cualquier momento”.

¿EFECTO DOMINÓ?

Diego Area, director asociado del Atlantic Council, centro de estudios con sede en Washington, opina que la decisión de Wells Fargo es “un golpe duro” para la minoría de venezolanos de a pie y empresas privadas que reciben y transan en divisa estadounidense.

La cantidad de usuarios de Zelle en Venezuela, apunta, es “muy importante”. Aclara que la medida no supone la congelación de cuentas de los notificados por Wells Fargo.

Existen, a su entender, dos razones fundamentales que explican la prohibición: la primera, que el banco no desea entrar en conflicto o contradicción con las sanciones ejecutivas contra individuos y empresas públicas de Venezuela; y, en segundo lugar, la incapacidad de Wells Fargo de conducir con seguridad y transparencia las transacciones en y hacia el país.

Pagos en dólares con Zelle, la modalidad en boga en Venezuela
Pagos en dólares con Zelle, la modalidad en boga en Venezuela

“Esto no priva a los usuarios de hacer transacciones y transferencias. El problema es que tiene, primero, un cobro de comisión bancaria que van a tener que pagar estos usuarios que no pueden utilizar la herramienta, y, en segundo lugar, hay un tiempo mucho más largo para la consolidación de la transacción”, destaca Area a la VOA.

Subraya que hay “un riesgo” de que bancos como Chase, Bank of America y Capital One, entre otros, tomen una decisión similar a la de Wells Fargo.

Por el momento, Wells Fargo no ha emitido una nota oficial a través de su departamento de comunicaciones sobre una decisión que afecta a numerosos venezolanos.

“No está claro si va a ser a todos los usuarios con dirección en Venezuela o solo a los que hayan tenido una transacción sospechosa o que viola alguna de las restricciones y políticas de Wells Fargo”, acota el experto, no obstante.

Area prevé que el “efecto dominó” sea la mayor circulación en efectivo de monedas como el dólar, el peso colombiano y el euro en Venezuela, e incluso el uso de criptomonedas.

De uso frecuente en Venezuela

Zelle, con sede en Estados Unidos, publicita que su red de pagos sirve para dividir gastos de una pizza entre amigos o enviar dinero de regalo a una sobrina.

La compañía diligenció 719 millones de transacciones de dinero el año pasado y el volumen de su red alcanzó los 187.000 millones de dólares, según reporta en su página web.

Existen 766 instituciones afiliadas al servicio, Wells Fargo entre ellas. Sus creadores aseguran que es posible transferir fondos entre cuentas estadounidenses con su red a un universo de 100 millones de usuarios.

Si bien no existe una cifra oficial de usuarios de Zelle en Venezuela, expertos y empresarios privados los calculan en decenas de miles.

La economía venezolana está regida por un control oficial de cambio desde hace 17 años. Movidos por una hiperinflación que en 2019 llegó al 9.550%, los venezolanos acostumbran a pagar con divisas distintas al bolívar. El uso incluye a Zelle.

Es frecuente que clientes con cuentas en Estados Unidos utilicen la plataforma de transferencia Zelle para pagar bienes y servicios en el país, como comida, medicinas, mensualidades de Internet, bebidas alcohólicas, electrodomésticos o viajes al exterior.

Delia Ortega, obrera venezolana en retiro, de 70 años, conversó con la Voz de América acerca de lo que significa tener que pagar en dólares en los mercados del país sumido en una profunda crisis.
Dolarización de facto en Venezuela daña a los ancianos: "Me siento indefensa e impotente"
Dolarización de facto en Venezuela daña a los ancianos: "Me siento indefensa e impotente"

En febrero, la firma Econalítica reportó que el 64% de las transacciones en Venezuela se realizaban con dólares estadounidenses. El promedio en ciudades como Maracaibo se elevaba hasta al menos 80 por ciento.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha aplicado desde 2015 una serie de sanciones económicas contra figuras individuales vinculadas al chavismo y contra empresas del Estado, como PDVSA y Conviasa. También, ha aplicado restricciones en operaciones de empresas estadounidenses en Venezuela, como la petrolera Chevron.

María Elena se pregunta, mientras, cómo hará luego del 26 de junio para pagar en la farmacia las medicinas del corazón de su padre, la mensualidad del colegio de su hija o los alimentos en el supermercado que frecuenta.

Su esposo y ella comenzaron anoche mismo a perfilar las personas que les han transferido y a quienes ellos han enviado dólares por Zelle. Dice que algunos amigos con cuentas en Wells Fargo han recibido la comunicación, pero otros le dicen que no.

“Estoy llorando desde ayer, estoy estresada. No sé qué pensar, no sé qué hacer. Ando desquiciada por la información. Después de la suspensión de DirecTv en Venezuela, esta es la noticia que me ha dejado con los ánimos en el piso”, cuenta a la Voz de América.

 

(*). Pide proteger su verdadera identidad por razones de seguridad.