CARACAS - Un total de 1.611 personas fueron asesinadas por policías y militares en Venezuela, de enero a junio de 2020, según el más reciente informe del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humano (Provea) y el centro de investigación Gumilla, publicado esta semana.

La investigación determinó que en la mayoría de los asesinatos perpetrados por la fuerza pública, se presume que se trata de ejecuciones extrajudiciales y serían consecuencia de una política de Estado en la que se da aliento para cometer abusos y se impone la impunidad. 

“1.611 personas asesinadas por los cuerpos policiales y militares de enero a junio de 2020. De continuar esta masacre, estaríamos llegando a final de año a más de 3.000 víctimas. La mayoría de ellas jóvenes pobres de entre 18 y 30 años de edad, la policía de élite FAES es el organismo policial más letal, pero llama la atención el incremento de la participación del componente de la Fuerza Armada en esta gran cantidad de homicidios”, indicó a la Voz de América Marino Alvarado, coordinador de investigación y difusión de Provea.

La Policía Nacional, en la que están adscritas las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), fue responsable de 417 asesinatos, un 25,8% del total de casos, apunta el reporte.

Los estados con más víctimas fueron Zulia (408), limítrofe con Colombia y el más poblado del país; Bolívar (184), al sur del país; y Aragua (181), en la región central.

Personas familiarizadas con la unidad FAES dicen que los administradores del grupo están más preocupados por la fuerza y​​ el miedo que por la rectitud.
“El más crítico es el estado Zulia”: ONGs registran letalidad de la fuerza pública venezolana
La policía estatal es la institución que tiene más casos en Zulia. Estados como Aragua registran 181 casos. La mayoría de las víctimas son jóvenes entre 18 y 30 años.

“379 personas fueron asesinadas en un contexto de cuarentena por coronavirus [en mayo], en el que la circulación de personas en la vía pública ha sido mucho menor, pero los operativos violentos contra la población no se han detenido”, señala el reporte.

El comandante general de las FAES, Miguel Domínguez, rechazó los señalamientos y manifestó que todos los organismos de seguridad han sido respetuosos con los Derechos Humanos, en su lucha por disminuir los índices delictivos. 

“Te puedo decir, hay una mancomunidad policial con el Cuerpo de Investigaciones, con la policía de Caracas, la Guardia Nacional y la policía nacional. Estamos luchando incansablemente en una política en contra de la criminalidad, en todos los terrenos. Tenemos una política contundente en búsqueda de las bandas criminales”, aseguró el comandante Domínguez en declaraciones a la cadena estatal Venezolana de Televisión.

El presidente en disputa  Nicolás Maduro, por su parte, ha denunciado que el Gobierno estadounidense es responsable de una campaña de descrédito contra las Fuerzas de Acciones Especiales y las Fuerzas Armadas que tiene como propósito destruir la institucionalidad del Estado.