La policía describió el incidente como un caso de "alteración de orden público con uso de armas de fuego". Familiares de los reclusos exigen información al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.
La policía describió el incidente como un caso de "alteración de orden público con uso de armas de fuego". Familiares de los reclusos exigen información al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

CARACAS - Las cárceles de Venezuela son conocidas por sus extremos niveles de violencia, que se acrecienta por el enfrentamiento entre bandas. Huelgas y motines son frecuentes como consecuencia del hacinamiento, las malas condiciones, los maltratos y la falta de atención médica.

A 46 ascendía el sábado la cifra de muertos como resultado de un motín en una cárcel en la región centroccidental de Venezuela, según un reporte policial del estado de Portuguesa. Se reportan decenas de heridos.

La cárcel ubicada a unos 430 kilómetros de Caracas, la capital venezolana. Las autoridades dijeron que 39 de los reclusos murieron en el enfrentamiento en la cárcel y 7 fallecieron en el hospital.

El comunicado policial indicó que el incidente del viernes, que comenzó en la puerta del centro penitenciario de Los Llanos, resultó herida la teniente Arenas Escarlet, quien fue alcanzada por "cinco esquirlars de granada lanzada al interior del Comando". Además también está herido el director del penal, Carlos Toro.

La policía describió el incidente como un caso de "alteración de orden público con uso de armas de fuego". Un intento de mediación de las autoridades del penal con uno de los reclusos identificado como el "Líder Olivo" no tuvo éxito y desató el caos.  

"Los internos rompen las rejas de seguridad perimétrica e intentan alcanzar la calle, enviando adelante a los internos desarmados y sin protección interna llamados "Los Manchados", quienes caen abatidos al INTENTAR FUGARSE DEL PENAL", indicó el comunicado policial.

 

La ministra para el Servicio Penitenciario del gobierno en disputa, Iris Varela, confirmó al medio local Últimas Noticias los hechos: "Primero, rechazamos la violencia y lamentamos profundamente la situación que enluta a los hogares de humildes familias venezolanas”, declaró Varela quien agregó que abrió un “proceso de investigación profunda” sobre dichos eventos.

Familiares de los presos reclamaban información sobre el estado de los heridos y del resto de los reclusos: "Lo que nosotros queremos saber en realidad es qué pasa con nuestros familiares", dijo a Reuters Rosa Herrera, en las afueras de un hospital de emergencia a donde fueron llevados los heridos.

Las cárceles de Venezuela son conocidas por sus extremos niveles de violencia, que se acrecienta por el enfrentamiento entre bandas. Huelgas y motines son frecuentes como consecuencia del hacinamiento, las malas condiciones, los maltratos y la falta de atención médica.

 

Exigen investigación

La Oficina del Alto comisionado de los Derechos Humanos, que lidera Michelle Bachelet, indicó en su cuenta de Twitter: "Estamos muy preocupados por los eventos violentos en un centro de detención en Guanare, que resultaron en 46 muertos y 75 heridos, incluidos funcionarios de prisiones. Instamos a las autoridades a realizar una investigación exhaustiva, abordar el hacinamiento y garantizar los derechos básicos.

La responsable de prisiones del gobierno en disputa, dijo al medio local que manejan una versión según la cual los privados de libertad fueron conminados por un líder negativo y su banda a irrumpir con fuerza hacia el portón de la salida.

"Fueron amenazados con armas de fuego a que se fueran y asaltaran a los puestos de seguridad de la cárcel", dijo Varela, de la versión que no ha podido ser verificada de forma independiente. "Seremos contundentes con quien, por motivos innobles, genera violencia que causa dolor en la familia venezolana", agregó.

Sin embargo, la directora del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Carolina Girón, exigió una exhaustiva investigación sobre lo que describió como "la masacre". A su vez puso en dudas la versión inicial entregada por la policía del gobierno en disputa de Venezuela.

 

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, condenó los hechos en su cuenta de Twitter: "Mientras sigan usurpando funciones, la vida de todos los venezolanos corre riesgo".

María Beatriz Martínez, diputada por el estado de Portuguesa del partido Primero Justicia y residente de Guanare, la capital de esa región, dijo a medios que los reclusos estaban en la puerta de la prisión para exigir el ingreso de alimentos de sus familiares.

De acuerdo al OVP, las instalaciones del centro penitenciario donde se registró el motín fueron construidas para 750 reclusos y actualmente alberga a unos 2.500.

 

(Con información de Adriana Núñez Rabascall y Manuel Alvarado, VOA en Venezuela)