Christian Zerpa, que participó como miembro de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dejó el país en medio de una creciente presión internacional contra Nicolás Maduro a pocos días de que asuma un nuevo período en un cri...
Christian Zerpa, que participó como miembro de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dejó el país en medio de una creciente presión internacional contra Nicolás Maduro a pocos días de que asuma un nuevo período en un cri...

El exmagistrado de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela Christian Zerpa llegó junto a su familia a Estados Unidos, en condición de protegido, tras desertar e instar al mandatario Nicolás Maduro a no asumir un nuevo mandato el 10 de enero.

Zerpa es la más reciente voz que se suma a los que se niegan a aceptar que Maduro siga en el poder, después de unas votaciones que han sido  catalogadas como una farsa. 

"Decidí conjuntamente con mi familia salir de Venezuela para desconocer de una u otra forma, el gobierno de Nicolás Maduro", dijo Zerpa en una entrevista con el canal EVTV Miami, que se transmite por cable e internet.

Zerpa es el segundo magistrado que huye a Estados Unidos después que el exjuez Eladio Aponte lo hizo en el 2012. Aponte denunció que el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez manipuló decisiones judiciales.

​​El exfuncionario que tiene previsto ofrecer una rueda de prensa el lunes a la 1:00 p.m. en Orlando, Florida, dijo que Maduro "no se merece una segunda oportunidad por cuanto la elección de la cual él supuestamente salió electo, no fue una elección libre, no fue elección competitiva".

El gobierno de Venezuela ratificó el pasado viernes que Maduro asumirá su segundo período, y tomará posesión del cargo el 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia y no en el Congreso. Zerpa era uno de los supuestos a participar en ese acto.

La máxima corte del país confirmó el domingo, en un comunicado en sus redes sociales, que Zerpa, a quien lo señaló como exmagistrado, estaba siendo investigado desde el 2018 por "acoso sexual, actos lascivos y violencia psicológica".

​​El TSJ agregó que el caso de Zerpa fue elevado al Consejo Moral Republicano para su destitución y que enfrentará sus delitos ante la justicia.

El exfuncionario dijo que no denunció las elecciones de mayo del 2018 por el riesgo de ser perseguido y encarcelado, por lo que esperó hacerlo una vez que salió de Venezuela junto con su familia.

"Estamos en presencia de una autocracia que ha condenado a muerte, inclusive a aquellas personas que se han opuesto a su visión particular que tienen sobre el ejercicio del poder", afirmó Zerpa.

Cambio de rol

Zerpa fue durante años clave en dar apoyo al gobernante partido socialista en todas las disputas legales desde que Maduro llegó al poder.

Según una sentencia disponible en la página de internet del TSJ, Zerpa firmó un falló en el 2016 que despojó a la Asamblea Nacional de la mayoría de sus poderes después que el oficialismo perdiera el control de ese cuerpo legislativo.

Entre otros aspectos, la sentencia, que cuestionó la elección de tres diputados indígenas, declaró procedente el "desacato" y ordenó como "nulos absolutamente" los actos de ese cuerpo legislativo. Desde entonces el conflicto entre ambos poderes se mantiene.

La denuncia de Zerpa

El exjuez denunció desde Estados Unidos que no hay separación de poderes en Venezuela y algunas decisiones son ordenadas desde el palacio de Gobierno. "El TSJ no actúa con ningún tipo de independencia y por lo tanto es un apéndice del Ejecutivo", dijo Zerpa en la entrevista.

Su denuncia llega en medio de crecientes presiones de gobiernos extranjeros para que no se reconozca a Maduro después de su juramentación el jueves próximo, mientras que el Grupo de Lima, excepto México, instó al mandatario venezolano a no asumir el cargo.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, dijo el sábado que Maduro estaría "usurpando la presidencia" cuando inicie su segundo mandato y adelantó que trabajará para sentar las bases de un gobierno de transición que convoque a unas nuevas elecciones presidenciales.

Maduro por su lado dijo el domingo que se está "preparado para cumplir la voluntad popular" y aseguró que "una vez más" derrotará a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

"El tal Guaidó es un títere, es un agente gringo (...) formado en los Estados Unidos como agente de los organismos de inteligencia de los Estados Unidos", dijo Maduro a periodistas antes de un encuentro amistoso de softbol transmitido por el canal estatal de televisión.

(Con información de Reuters)