Conjunto de imágenes de protesta del personal del sector de la salud en Venezuela frente a la sede de la ONU en Caracas, exigiendo mejoras laborales.
Conjunto de imágenes de protesta del personal del sector de la salud en Venezuela frente a la sede de la ONU en Caracas, exigiendo mejoras laborales. Foto Álvaro Algarra.

CARACAS - La consulta popular opositora que se realizará en Venezuela al margen de las elecciones parlamentarias se materializará antes del 15 de diciembre, según informó la exmagistrada e integrante del comité organizador de la votación, Blanca Rosa Mármol de León.

“La fecha no está fijada todavía, pero no pasaría del 15 de diciembre. Pudiera ser después del 6 de diciembre”, fecha del sufragio para renovar la Asamblea Nacional, en el que no participará la oposición, indicó en entrevista a la Voz de América.

En vez de sumarse a las votaciones legislativas, la sociedad civil, con el apoyo del gobierno interino de Juan Guaidó, convocó a una consulta según los artículos 5 y 70 de la Constitución, que reivindican que la soberanía reside en el pueblo.

El evento servirá para consultarle a los venezolanos que residan dentro o fuera del país si autorizan la implementación de “mecanismos de presión nacionales e internacionales” para “poner fin al régimen usurpador” de Maduro.

También, se les interrogará sobre la instauración de un gobierno de transición para, posteriormente, llegar a la realización de elecciones “libres” de la Presidencia y el Parlamento.

Mármol de León adelantó que existen “ideas claras” en cuanto a la logística del evento electoral. Precisó que habrá dos modalidades de participación: la presencial; y la “virtual” o electrónica, mediante el uso de Internet.

La experta en derecho indicó que el voto presencial tomará un solo día, mientras que el electrónico “pueden ser unos cinco días, aproximadamente”. Todo venezolano podrá participar presentando su cédula o pasaporte.

Una trabajadora del sector salud en Venezuela sostiene un cartel que muestra su acuerdo con la consulta popular en ese país. Foto Álvaro Algarra/VOA.

“La consulta irá al pueblo”

Mármol de León, especialista en ciencias penales y criminalísticas, explicó que la doble modalidad de voto obedece a la existencia de la pandemia y a las dificultades de movilización en el país por la escasez crónica de gasolina.

La idea del Comité Organizador es instalar centros de recolección de las respuestas de la gente a la consulta, que han llamado “puntos de libertad”.

“Tienen como base que no se produzca acumulación de personas para controlar el contagio. Tendrán un rango mayor en caseríos, vecindarios, urbanizaciones, para que la gente pueda ir a pie”, precisó la exmagistrada de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, entre 2000 y 2012.

Confiada de la logística en cada uno de los 23 estados y la capital del país, detalló que la voluntad popular será expresada en tabletas electrónicas que portarán voluntarios en aquellos lugares sin acceso a internet. Esto, explicó, servirá para “facilitar al máximo la expresión de la voluntad”.

“La consulta va a ir a donde está el pueblo. Va a encontrar al pueblo. La idea es que no se quede ningún venezolano sin hacer su manifestación de voluntad”, remarcó en su conversación con la VOA.

En cuanto a su financiamiento, Mármol de León señaló que habrá “ayuda de instituciones internacionales” y se invertirán “unos fondos que están disponibles para la restauración de la democracia” en el exterior. Garantizó, además, que habrá pulcritud en el uso de recursos. “Si algo va a caracterizar este procedimiento es la transparencia. El país va a saber todo”, aseguró.

Participación significativa 

La docente jubilada de la Universidad Central de Venezuela, que encaró pública y frecuentemente al expresidente Hugo Chávez tras su retiro como magistrada, se dijo confiada de que la participación en la consulta será masiva.

“Habrá una participación muy importante de la diáspora, pero también aquí adentro. Entre ambos, representarán una cuota bastante significativa” de votantes, manifestó, aunque acotó que la legitimidad de la consulta no depende constitucionalmente de un mínimo de electores participantes.

La oposición venezolana realizó una consulta popular similar en julio de 2017, motivada por la inminente convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente de parte del madurismo.

En ese evento, concretado luego de violentas manifestaciones de calle en contra del gobierno de Maduro, participaron 7,6 millones de venezolanos, de acuerdo con el recuento publicado por sus organizadores.

Juan Pablo Isidoro Guanipa Villalobos, de 55 años, nació en Maracaibo, capital del estado Zulia, limítrofe con Colombia. Formado como abogado, político y periodista, fue pilar de la fundación y desarrollo de Primero Justicia en Venezuela.
Vicepresidente de Asamblea Nacional de Venezuela: A consulta popular "rechazo" a Maduro y "farsa" electoral
La VOA conversó con el diputado y vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Juan Pablo Guanipa, quien adelantó algunos detalles de la recientemente anunciada consulta popular.

La exmagistrada Mármol de León comentó que el comité organizador de este año se reservará algunos detalles de la consulta para prevenir el “posible boicot” de militantes y simpatizantes del madurismo.

El gobierno en disputa anunció dos días luego de revelarse la iniciativa opositora, sin aportar mayores detalles, que el hecho de que realizaría otra “consulta popular” con sectores de la ciudadanía para alistar un nuevo plan legislativo para el país.

“Un boicot tendría un costo muy alto para este régimen. Si se impide este procedimiento, pues nos ayudarán a demostrarle a la comunidad internacional lo que aquí pasa”, declaró Mármol de León.

Insistió en que el interés y la comprensión jurídica y política de la consulta van “en aumento”. “La veo cogiendo mucho auge. Quien convoca es la ciudadanía, no el Parlamento, ni el presidente [Guaidó]. Ellos nos apoyan”, subrayó.

La experta en derecho se declaró “absolutamente esperanzada” de los resultados de la consulta y de sus efectos futuros en la dinámica política nacional.

“A los venezolanos nos han despojado de todo, menos de la voluntad. Hay un compromiso absoluto con la recuperación de la democracia”, concluyó.

Por su parte, el gobierno en disputa de Venezuela ha hecho llamados constantes a los venezolanos para que salgan a votar el próximo 6 de diciembre, asegurando, también ante la comunidad internacional, que se sí  se cumple con las garantías necesarias.

El sábado Nicolás Maduro volvió a garantizar a través de su cuenta de Twitter unas elecciones parlamentarias "seguras y en paz".