El apagón que comenzó el lunes al medio día llevó al gobieno en disputa de Nicolás Maduro a suspender clases y empleos desde el martes. Las afectaciones se registraron en al menos 21 de los 24 estados de Venezuela.
El apagón que comenzó el lunes al medio día llevó al gobieno en disputa de Nicolás Maduro a suspender clases y empleos desde el martes. Las afectaciones se registraron en al menos 21 de los 24 estados de Venezuela.

Las actividades laborales y educativas en Venezuela continuaron suspendidas el miércoles, en el segundo día de parálisis por un nuevo apagón que ha dejado en la incertidumbre y el caos a los ciudadanos del rico país petrolero.

El apagón que comenzó el lunes al medio día llevó al gobierno en disputa de Nicolás Maduro a suspender clases y empleos desde el martes. Las afectaciones se registraron en al menos 21 de los 24 estados de Venezuela.

Ocurrió cuando apenas el país se recuperaba de un largo apagón que comenzó el 7 de marzo y que fue catalogado como el mayor en la historia contemporánea del país. El servicio eléctrico en Venezuela fue nacionalizado en el 2007 por el fallecido presidente, Hugo Chávez.

Al filo de las 5:00 a.m. de este miércoles se reportó  un nuevo apagón generalizado, pero hasta el momento de redactar esta nota no estaba clara la magnitud ni cuántos estados fueron afectados. El sitio Netblocks informó que el apagón afectó el 91% del país.

​​Maduro sostiene que se trató de un "ataque terrorista" al sistema eléctrico nacional. El gobierno interino que lidera Juan Guaidó sostiene que el apagón es reponsabilidad de Maduro, por la mala administración de los recursos, la corrupción y otros males que achaca a su mandato visto como ilegítimo.

​​En un inicio, funcionarios de Maduro dijeron que se restituiría el servicio eléctrico en pocas horas, pero no fue posible y la mayoría volvió a verse sin los servicios básicos, buscando dónde recargar los celulares y a la espera de la solución de una crisis que tiene en vilo a la nación.

​​Equipos de la Voz de América permanecen desde el martes en las calles de Venezuela, reportando las incidencias de este nuevo apagón.

​​Las gasolineras, la mayoría de los mercados, bancos y otros negocios permanecen cerrados desde el martes. Los pocos que están abiertos están cobrando en efectivo debido a la imposibilidad de procesar tarjetas de crédito y débito.

Un balance oficial de la afectación se desconoce por ahora. Sin embargo, el médico infectólogo e integrante de la red Médicos por la Salud, Julio Castro, denunció que el martes en la noche murió una mujer de 81 años en el estado Aragua, en el centro del país, al no poder ser trasladada para recibir ventilación mecánica.

​​El gobierno en disputa de Nicolás Maduro achaca esta nueva falla eléctrica al supuesto ataque que habría provocado un incendio en la central hidroeléctrica del Guri.

​​Guaidó por su lado ha continuado en su plan para avanzar en la agenda que incluye el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres. Desde la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, continúa responsabilizando a Maduro y su equipo del colapso eléctrico y otros males en Venezuela.

L​​as instalaciones eléctricas venezolanas están militarizadas desde 2013 y su acceso está restringido.

"Me parece inaceptable, yo de verdad no puedo creer que no podamos vivir en una sociedad que cubra las necesidades básicas", dijo a VOA Noticias el venezolano, Alexander Hamilton.

Lea: Gobierno en disputa de Venezuela suspende clases y labores por nuevo apagón.

​​​