People are placed in the middle of the street by security forces in the low income neighbourhood of Petare as a punishment for…
Fuerzas de seguridad en Caracas retienen el pasado 5 de agosto a ciudadanos por presuntamente violar las normas de la cuarentena, dispuestas tras el aumento de COVID-19 en el país.

MIAMI, EE.UU. - La organización Amnistía Internacional (AI) se pronunció este martes contra la manera en que el gobierno en disputa de Nicolás Maduro en Venezuela está manejando la pandemia del nuevo coronavirus.

“Las autoridades venezolanas o bien niegan el número de trabajadores de la salud que han muerto a causa de la COVID-19, o bien no disponen de información precisa sobre las precarias condiciones de los hospitales y la necesidad imperiosa de una mejor protección tanto del personal como de los pacientes”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora para América de Amnistía Internacional.

La declaración, titulada 'Venezuela: Las autoridades están reprimiendo y no protegiendo a los trabajadores de la salud mientras la pandemia de COVID-19 se agrava', analiza la gestión oficialista en materia de salud en la nación latinoamericana.

AI dijo que, además de fracasar “en las medidas para proteger a la población”, las autoridades “incluso están encarcelando a quienes denuncian sus pésimas condiciones laborales”.

El grupo defensor de los derechos humanos, señala que “Venezuela se destaca como un claro ejemplo de represalias del Estado contra el personal de salud” y asegura que que desde que AI comenzó a monitorear la situación de los trabajadores de la salud en todo el continente americano, a principios de abril, “Venezuela es el único país que ha llegado a encarcelar a quienes se han expresado públicamente sobre los riesgos para su seguridad y la de los pacientes”.

Nicaragua periodistas
Amnistía pide protección para quienes critican las gestiones de los gobiernos ante COVID-19
.

AI asegura que ha recibido información sobre “al menos 12 trabajadores de la salud que han sido detenidos y detenidas durante la pandemia”, sin que a algunos de ellos se les formulen cargos.

En una exposición de datos, AI indica que los trabajadores de salud en Venezuela “ganan entre 4 y 18 dólares estadounidenses al mes”.

“El gobierno venezolano debe hacer más para diagnosticar y evaluar adecuadamente las necesidades del país de recibir cooperación internacional en forma de donaciones”, aconseja Amnistía Internacional.

De igual forma, pide que las autoridades tomen medidas para “asegurar que las personas trabajadoras de la salud tengan acceso a guantes, batas quirúrgicas y mascarillas”.

Reportes de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés) cifran en 5,2 millones de venezolanos los que han abandonado el país debido a la grave crisis humanitaria.

(Aquí puede consutar el texto íntegro de la declaración).