Sandra Salaberri es una venezolana que llegó hace un año al sur de la Florida huyendo de la crisis política y humanitaria de su país. Confiesa que tenía miedo por la información compartida en el censo, especialmente por su estatus migratorio.
Sandra Salaberri es una venezolana que llegó hace un año al sur de la Florida huyendo de la crisis política y humanitaria de su país. Confiesa que tenía miedo por la información compartida en el censo, especialmente por su estatus migratorio.

Muchos venezolanos están preocupados por el inicio de la campaña del Censo 2020 en Estados Unidos que arranca este jueves. Consideran que, aunque la agencia federal advierte que su información es confidencial y que no se puede divulgar por ley, “uno no sabe qué es lo que puede pasar”, especialmente si es indocumentado.

En el sur de la Florida vive una amplia comunidad de venezolanos que en los últimos años han abandonado su país natal a causa de la grave situación política, económica y humanitaria. Para la mayoría ésta será la primera vez que se registran en el censo de Estados Unidos, un proceso que se realiza cada diez años y que sirve para contabilizar de forma oficial la gente vive en el país.

Andrea Fernández es una venezolana de 22 años que hace siete meses llegó a la ciudad de Doral (Florida). Estudia el grado de cuidados respiratorios en el campus universitario que el Miami Dade College tiene en esa ciudad.

Escenario en el que tuvo lugar el debate entre precandidatos demócratas, celebrado en la Universidad Drake, en Iowa, el pasado 14 de enero de 2020.
¿Qué proponen los precandidatos demócratas sobre inmigración y Latinoamérica?
¿Qué proponen los precandidatos demócratas sobre inmigración y Latinoamérica?

“Me han explicado que es muy importante porque es un proceso para tener la cantidad exacta de personas que hay en el país actualmente”, explica a la Voz de América.

Sesiones informativas para inmigrantes

En estos días, la universidad ha organizado varias sesiones informativas para explicar a los alumnos la necesidad de “hacerse contar” en este censo. Algunos de los estudiantes son indocumentados que temen que, al dar ciertos datos, puedan ser identificados y objetos de deportación por las autoridades de Estados Unidos.

La agencia federal insiste en que esos datos no se pueden transmitir a otros organismos del gobierno, como la Oficina de Inmigración o la Policía, y que esa información solo permanecerá para usos puramente estadísticos.

De izquierda a derecha: Carlos Alcázar, fundador de Culture One World; Stephen Buckner, asistente al director de comunicaciones de la Oficina del Censo; Erika Becker-Medina, jefa de comunicaciones de la Oficina del Censo; Jaime Anzalotta, decano de Est...
¿Puedo registrarme en EE.UU. si no tengo los papeles en regla? Las respuestas de la nueva campaña del Censo 2020
¿Puedo registrarme en EE.UU. si no tengo los papeles en regla? Las respuestas de la nueva campaña del Censo 2020

“Tienes dudas si estás haciendo lo correcto, no sabes a cuántas personas les va a llegar esa información y no sabes si están en las manos correctas”, afirma Fernández.

"Permite repartir recursos equitativamente"

Fabrizio Antoniello, también de 22 años, es original de Barquisimeto (Venezuela). Está estudiando un grado de Análisis de Datos desde 2015 y se enteró del Censo 2020 gracias a los folletos que repartieron en la universidad. Desde entonces, se ha convertido en un “embajador del Censo” que informa a otros estudiantes sobre este proceso.

Fabrizio Antoniello es un venezolano de 22 años que estudia en el Miami Dade College. Se ha convertido en "embajador del Censo 2020" y explica a sus compañeros la importancia de hacerse contar en este proceso.

“Simplemente es entender que es algo del estado, que permite repartir recursos de forma equitativa”, aclara.

Sandra Salaberri, una mujer que hace un año dejó su casa en Venezuela para comenzar una nueva vida junto a su esposo y sus dos hijos, admitió que le ha dado miedo compartir cierta información, especialmente la que tiene que ver con su situación legal en Estados Unidos.

"Hay miedo"

Después de hablar con algunos expertos, explicaba, se le han ido todos los temores y ahora está convencida de la necesidad de dejar constancia de su presencia en este país.

“Tenía miedo porque soy inmigrante, vengo de Venezuela, y uno puede pensar que eso puede afectar tu estatus migratorio. Me han dicho que no, que es importante porque así contamos, los niños cuentan y esto sirve para que el estado tenga recursos para las escuelas, para todo lo que se necesita dentro de la comunidad. Todos contamos”.

Desmontando rumores

La campaña del Censo 2020 en Estados Unidos arranca este jueves 12 de marzo. El 95 por ciento de la población residente en Estados Unidos recibirá un formulario en papel que deberá cumplimentar por teléfono o por internet. De no hacerlo, es muy probable que oficiales del censo se presenten en los domicilios para obtener los datos del censo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla en la Conferencia Legislativa 2020 de la Asociación Nacional de Condados en Washington, EE.UU., 3 de marzo de 2020. REUTERS / Carlos Barria
Trump anuncia que bloqueará fondos federales para ciudades santuario
Trump anuncia que bloqueará fondos federales para ciudades santuario

La agencia federal ha intensificado sus esfuerzos para poner de manifiesto la importancia de que todo el mundo “se haga contar” a través de este proceso, ya que es la única forma oficial de contabilizar la población real.

“No importa su estatus migratorio, de dónde viniste ni dónde naciste. Lo que importa es que vives aquí ahora y eres parte de una comunidad. Y esa comunidad depende de la población para tener los servicios adecuados”, instaba Erika Becker-Medina, portavoz de la Oficina del Censo de EE.UU.