La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, aprobó un Proyecto de Acuerdo con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, con el que busca “fortalece la promoción y el respeto a los derechos dumanos”.

CARACAS - A propósito de la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, establecido por la ONU, estudiantes de Venezuela hicieron un balance del año, notando un decaimiento en la materia, en comparación con años anteriores.

Debido a crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela, la situación de la educación y de los derechos fundamentales, en general, se han visto severamente afectados. Así lo refleja un balance expuesto este martes, día de conmemoración.

“Hoy, Día Internacional de los Derechos Humanos, hacemos votos para que se respete la autonomía universitaria, para que se respeten los principios de autonomía, de libertad y de democracia”, afirmó Daniel Vargas, dirigente estudiantil.

El profesor universitario Gregorio Afonso, por su parte, indicó que el balance del año 2019 en materia de educativa es totalmente negativo y destacó que la perspectiva de 2020 es similar.

“Los resultados nos muestran una realidad en profundo deterioro se ha acrecentado la crisis, vemos los signos naturales de este deterioro perdida del capital humano con la diáspora de profesores que crece aceleradamente”, indicó el educador.

Desde otro punto de la capital del país, activistas y familiares de caídos durante las protestas ocurridas en el país clamaron por justicia y respeto a los derechos fundamentales.

“Hemos tratado de enaltecer la memoria de nuestros muchachos, de estas 322 personas que murieron en protestas desde 2014 hasta el 2019, necesitamos la verdad, la justicia”, afirmó Rosa Orozco, madre de una de las víctimas.

En este mismo punto, Fabiana Rosales, esposa del presidente interino Juan Guaidó, le indicó a la Voz de América que: “Sin duda, en Venezuela se violan todos los derechos humanos. Desde el derecho a la vida, derecho a la salud, derechos a la libertad de servicios (…)”.

Aseguró que el mensaje es “seguir”. “No podemos permitir que una cúpula mínima de personas que ejercen el mal en su máxima expresión (…) logre persuadir la voluntad de millones que queremos un cambio”, apuntó.


“Mi hijo fue asesinado el 10 de mayo del 2017 (…), protestando por querer un país diferente. Fue asesinado vilmente ese día, hoy cumple dos años y siete meses, casualmente”, indicó  Carmen Elena Bracho, madre de Miguel Castillo, a la Voz de América.

Calificó como “patética” la situación de derechos humanos en el país. “Yo tengo 2 años y 7 meses, y no tengo ni siquiera copia del expediente. Yo estoy revictimizada, doblemente violada”.

El presidente en disputa del país, Nicolás Maduro, por su parte, indicó que siempre ha sido promotor de la paz y el respeto de los ciudadanos, e instó a mantener una férrea lucha por defender los derechos básicos del ser humano.

Este mismo martes, la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, aprobó un Proyecto de Acuerdo con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, con el que busca “fortalece la promoción y el respeto a los derechos humanos”.