Tareck El Aissami declaró que las penas del Tesoro de EE.UU. en su contra fueron “un coletazo” de la gestión del exmandatario estadounidense. El régimen chavista ha evitado chocar directamente con Trump desde que tomó posesión.
Tareck El Aissami ha sido sancionado por el Departamento del Tesoro por sus supuestos vínculos con el narcotráfico.

MIAMI, EE.UU. - El vicepresidente económico y ministro del Petróleo del gobierno en disputa de Venezuela, Tareck El Aissami, se convirtió el viernes en el tercer funcionario de alto rango de ese país en entrar en cuarentena tras ser diagnosticado con el nuevo coronavirus.

“Hoy inicio mi aislamiento con todos los protocolos médicos luego de resultar positivo con COVID-19”, informó El Aissami en su cuenta de Twitter.  “Una nueva batalla que asumo aferrado a Dios y a la vida!! Como dice una canción de A. Filio: “...solo es momentánea la partida, no te escribo en despedida...” VENCEREMOS!!".

El anuncio de El Aissami se produjo un día después que el presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, desvelará también por Twitter que ha dado positivo al virus. Horas después del anuncio de Cabello, el ex gobernador del estado de Zuliá, Omar Prieto, confirmó que él también está infectado.

Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, dijo al concluir un acto oficial que la apuesta electoral del año son las parlamentarias y no las presidenciales.
Cabello en Venezuela y Áñez en Bolivia: COVID-19 alcanza a políticos latinoamericanos
Primero fue el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Luego la presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Tras ellos, Diosdado Cabello, el "número dos" de Nicolás Maduro en Venezuela, y muchos funcionarios de alto rango. El coronavirus avanza por la región sin respetar ni sexo, ni raza, ni rango.

El controversial ministro venezolano afronta en Estados Unidos acusaciones de narcotráfico y lavado de dinero. El Aissami ha negado los cargos en su contra.

En la región, ya hay dos mandatarios que están contagiados con el virus. A inicios de esta semana se conoció que el presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien había cuestionado la severidad de la enfermedad, dio positivo en una prueba. Ayer, por otra parte, la presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, también dio positivo en la prueba del virus. Ambos han reportado encontrarse en buenas condiciones, a pesar del virus.