Chevron trabaja en Venezuela desde hace más de 90 años. Ahora mismo, de acuerdo con el informe que la compañía entregó a la Comisión de Comercio Federal de EE.UU. (FTC), tiene cuatro proyectos activos que trabaja en conjunto con la petrolera estatal, P...
Chevron trabaja en Venezuela desde hace más de 90 años. Ahora mismo, de acuerdo con el informe que la compañía entregó a la Comisión de Comercio Federal de EE.UU. (FTC), tiene cuatro proyectos activos que trabaja en conjunto con la petrolera estatal, P...

El Departamento del Tesoro volvió a extender la licencia a Chevron y otras cuatro compañías, mayormente de servicio, para realizar ciertas transacciones con la estatal petrolera venezolana Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Esta segunda prórroga que se la da a esta licencia estaba por vencerse este viernes 25 de octubre. Chevron es la petrolera más grande que permanece en Venezuela, después de la salida de empresas como ConocoPhillips o Exxon Mobile, durante el gobierno del expresidente Hugo Chávez.

En abril de este año, entraron en efecto las sanciones que impuso Estados Unidos al gobierno en disputa de Nicolás Maduro, en la que se le prohíbe a los individuos en EE.UU. que compren petróleo o —productos derivados— a Pdvsa.

Esta nueva extensión está vigente hasta el 22 de enero de 2020. En el comunicado donde la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) hace el anuncio, aclara que este permiso no es para la exportación o reexportación de diluyentes a Venezuela.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, indicó a los medios desde la sede del Palacio Federal Legislativo este martes que esta decisión no significa una flexibilización de las sanciones.

Desde su punto de vista, visibiliza parte del “cinismo del régimen”, cuando aún trabaja con una empresa estadounidense que intentan mantener a flote el sector. “(Significa) que a futuro podremos recuperar rápido la industria petrolera”, indicó el líder opositor.

Por su parte, el diputado Elías Matta, miembro de la Comisión de Energía del Parlamento, indicó que esta empresa estadounidense es vital para poder reactivar la industria, por lo que se mostró optimista ante la noticia.

Sin embargo, indicó que desearían que “(todas las empresas estadounidenses) estuviesen trabajando y que no siga cayendo la producción”. Resaltó que esta caída no es solo producto de las sanciones, sino también resultado de las políticas erradas del gobierno en disputa.

En contraste, el embajador del gobierno interino ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavor Tarre, dijo en una rueda de prensa que la decisión de EE.UU. de renovar la licencia muestra que "muchas veces son los intereses económicos los que prevalecen en relación a lo que debería ser una línea mundial en materia política que es el aislamiento de la dictadura". 

¿Qué dicen los expertos?

José Toro Hardy, economista y ex directivo de PDVSA, expone a la Voz de América que una salida de Chevron, en el contexto de una caída de la producción a menos de 600.000 barriles diarios según datos de septiembre de la OPEP, tendría un efecto negativo en la ya golpeada economía venezolana.

De perderse esos 100 mil barriles diarios aproximadamente de los que se encarga la empresa estadounidense, el experto señala que el gobierno en disputa se vería obligado a pedirle al Banco Central más dinero, lo que profundizaría el déficit fiscal y la hiperinflación que vive la nación suramericana. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación venezolana podría cerrar en 200.000 % este año.

Además, Hardy afirma que Chevron no se quiere ir de Venezuela por su trayectoria e historia. “Ellos, al igual que la mayor parte de los venezolanos, están esperando un cambio en el gobierno, político y económico en el país”.

La petrolera estatal venezolana, PDVSA, no ha explicado aún la razón de la escasez de gasolina en el país.
Las maniobras de PDVSA para sobrevivir a las sanciones económicas
Las maniobras de PDVSA para sobrevivir a las sanciones económicas

Para Gustavo Rojas, profesor adjunto de la Graduate School of Political Management y George Washington University, esta decisión puede apuntar a más licencias para otras empresas estadounidense.

Rojas explicó a la VOA que una posible salida de Chevron, en términos de costo – beneficio, podría ser más perjudicial para la propia empresa pues son ellos quienes pierden esa tajada de la producción.

Expresó que su mayor preocupación es que la producción total actual de Chevron, en uno o dos meses, sea reemplazada por otras empresas. “Si sale una, pero entre otra, no hay mayor efecto”, agregó.

“La mayoría de pozos los maneja Rosneft (es la que tiene mayor control), es la que más se ha encargado de distribuir el petróleo venezolano. China Petroleum sigue en Venezuela, pero ha parado porque no consigue vender”, indicó.

Para el experto, esta presencia china y rusa es negativa porque hacen negocios “sin pasar por la legislación correspondiente, sin pasar por los pasos legales correspondientes. Sin hacer las concesiones de competencia”.

Además, en un futuro, es con ellos que el próximo gobierno encargado tendría que negociar.

Toro Hardy es un poco más escéptico en este punto, pues afirma que las empresas, incluso las rusas y las chinas, están preocupados por la inseguridad jurídica del país.

Para el ex directivo de PDVSA, cada vez son menos las empresas que quieren arriesgarse a hacer negocios en el país por las sanciones impuestas por EE.UU.

Los expertos concuerdan al señalar que, en términos generales, las sanciones impuestas por la administración del presidente Donald Trump a Maduro sí están afectando en términos de producción petrolera.

“Como no tienen capacidad de almacenamiento han tenido que ir frenando la producción de petróleo y eso ha afectado la capacidad de venta”, expuso Rojas.

Toro Hardy, sin embargo, apunta que las sanciones han contribuido a la caída de la producción solo en los últimos meses, cuando entraron en vigencia, pero remonta esta baja a años atrás, en 2008.

¿Qué hace Chevron en Venezuela?

Chevron trabaja en Venezuela desde hace más de 90 años. Ahora mismo, de acuerdo con el informe que la compañía entregó a la Comisión de Comercio Federal de EE.UU. (FTC), tiene cuatro proyectos activos que trabaja en conjunto con la petrolera estatal, PDVSA.

• Petropiar, en la faja del Orinoco, del que tienen un 30% de interés.

• Petroboscan, en el campo de crudo de Boscán, del que tienen 39,2%

• Petroindependiente, en el lago de Maracaibo, del que tienen un 25,2%

• Petroindependencia, también en la faja del Orinoco, del que tienen un 34%

Esos proyectos produjeron en su mejor momento un promedio de 200,000 barriles de petróleo diarios, según datos de la firma de análisis estadounidense Energy Intelligence. 

Ahora, según fuentes cercanas a Chevron consultadas por la Voz de Américala producción se ha reducido a la mitad, con un estimado de 100.000 barriles diarios.

Del rendimiento total, solo una parte corresponde a Chevron y el resto a PDVSA; según las mismas fuentes y también de acuerdo con el último informe que la empresa presentó a la FTC, entre 30.000 y 32.000 barriles diarios corresponden a la petrolera estadounidense.

¿Qué tan importante es la producción de Chevron para Venezuela?

En septiembre de este año, la producción de petróleo en Venezuela bajó a 597.600 barriles diarios, según documentos de PDVSA revisado por Energy Intelligence. Una reducción de casi 130 mil barriles en comparación con los 727 obtenidos en agosto, según datos de la OPEP.

Solo la producción de Chevron —los 30 mil barriles— constituye más de un 5.5% del total del crudo que se extrae en Venezuela. El rendimiento de los proyectos de Chevron y PDVSA es aproximadamente un 16% del total.