La suspensión de clases por el coronavirus se da justo cuando los representantes del sector educativo se preparaban para llevar a cabo una huelga nacional ante las deterioradas condiciones laborales.
La suspensión de clases por el coronavirus se da justo cuando los representantes del sector educativo se preparaban para llevar a cabo una huelga nacional ante las deterioradas condiciones laborales.

CARACAS - La primera semana de suspensión de todas las actividades escolares en territorio venezolano está en marcha y es una de las medidas tomadas por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro para tratar de prevenir más contagios del nuevo coronavirus. 

La situación ocurre justo cuando los representantes del sector educativo se preparaban para llevar a cabo una huelga nacional, en medio de las deterioradas condiciones de las escuelas públicas del país y los bajos sueldos que perciben los docentes.

La vicepresidenta del gobierno en disputa, Delcy Rodríguez, aseguró que prepararían un plan especial para que el proceso educativo continúe a distancia.

Consultada por la Voz de América, Griselda Sánchez, coordinadora de la Coalición Sindical del sector educativo, aseguró que se trata de un plan inviable.

“Las clases online, primero el internet de aquí no funciona, el internet de aquí se cae a cada rato, segundo las Canaima que son las máquinas  que tienen los estudiantes en su mayoría no sirven (…) el ministro Aristóbulo Isturiz ha ido a entregar Canaima a las instituciones que no sirven (…) la mayoría de los docentes no tienen computadora”, explicó Sánchez.

A juicio de la docente, al igual que el año pasado cuando se registraron apagones eléctricos masivos, este será prácticamente un año escolar perdido porque difícilmente se podrá cumplir con la planificación para que los estudiantes puedan prepararse para un curso superior.

Padres de familia como Ramón Huerta se muestran preocupados, y aunque entiende que la suspensión de clases es necesaria, le inquieta que su hija no cumpla con el calendario escolar.

"Y que pueda perder el año escolar porque no sabemos cuanto tiempo va a ser esto”, afirmó este ciudadano consultado por la VOA. La situación ocasiona que la incertidumbre predomine en este momento en muchos hogares venezolanos. 

Escuche
VOA: Informe de Venezuela