El gobierno de Estados Unidos, a cargo de Donald Trump, fue el primero de 60 países en reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Pero, ¿qué pasa si el próximo 3 de noviembre el aspirante demócrata Joe Biden es electo jefe de la Casa Blanca? En opinión del abogado y especialista en geopolítica, Antonio Rodríguez Yturbe vendrían cambios.

"La posición de Trump es mucho más clara. La posición de Biden sería similar a la que mantuvo Obama durante sus 8 años, que terminó levantándole la mano a Fidel Castro en un intento de reiniciar esas relaciones con Cuba que a nada positivo han llegado para Estados Unidos. Para Venezuela sería una posición del gobierno americano muchísimo más laxa, suave de la que actualmente tiene Trump", señaló a la Voz de América.

El consultor político y abogado Luis David Benavides afirma que la oposición venezolana ha sido “inteligente” al establecer relaciones con ambos candidatos, para así lograr que la política exterior hacia Venezuela sea la misma gane quien gane. "Esta causa es bipartidista y se va a mantener. En el partido republicano es más fuerte y más consistente de lo que podría ser en el partido demócrata", dijo a VOA.

Añade que Biden  mantendría las sanciones impuestas a los aliados del chavismo, pero opina que su equipo tendría más disposición para promover una negociación.

"Es muy posible que un gobierno Biden, en esa política de tender puentes con el régimen de Maduro, pueda hacer que alguna sanción se pueda flexibilizar, de modo de tener prerrogativa democrática en Venezuela. Eso también podría suceder en el gobierno Trump, pero Trump es más confrontacional e impide que, en el corto plazo, se puedan llevar esas conversaciones”. Sugiere que, en un eventual mandato del demócrata, podría volver al gabinete Thomas Shannon, quien fue Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, durante la administración de Barack Obama. Shannon se ha reunido con Nicolás Maduro en par de ocasiones entre 2016 y 2019 y ha hecho gestiones para establecer diálogos entre gobierno y oposición en Venezuela.

A juicio del profesor Antonio Rodríguez Yturbe, si bien Venezuela no es el punto central de la diplomacia norteamericana, es el foco de la atención en América Latina .

"La región latinoamericana tiene un factor de desajuste en Venezuela porque se ha convertido en el centro del narcotráfico internacional. Venezuela y su irradiación a toda la región plantea, para Estados Unidos, una política de alianza directa con dictaduras anacrónicas", alertó.

Aunque en redes sociales la diatriba sobre la elección presidencial estadounidense genera enfrentamientos, mediciones de la encuestadora Delphos reflejan que la contienda no representa interés para la mayoría de los venezolanos, cuya principal angustia es el tema económico.

Tanto Trump como Biden consideran a Nicolás Maduro un "dictador" y han señalado que luchan por restaurar la democracia en Venezuela. Mientras, Maduro dijo estar abierto a dialogar con el que resulte ganador para ir hacia lo que califica como una reingeniería de las relaciones, rotas en 2019, cuando Estados Unidos respaldó al gobierno interino de Guaidó.