China arma compleja red logística para evitar sanciones por importar crudo venezolano
China arma compleja red logística para evitar sanciones por importar crudo venezolano

Burlando las sanciones de Estados Unidos, China armó una compleja red logística internacional para seguir comprándole el petróleo a Venezuela. De acuerdo con expertos consultados por la Voz de América, en algunos casos las ventas de petróleo se han dado a precios simbólicos de uno dos dólares por barril.   

Las cifras oficiales indican que China dejó de importar petróleo desde Venezuela a finales de 2019, pero expertos aseguran que, simplemente, reemplazó el cargue directo en puertos venezolanos, por una compleja cadena de intermediarios para evitar las sanciones de Estados Unidos. “Hay una compañía que está comprando el petróleo en Venezuela, otro que lo transporta a Asia, otro que lo transporta de Malasia a China, otro que lo compra en China”, asegura Lisa Viscidi, directora de energía, cambio climático, industrias extractivas del Diálogo Interamericano.

Una investigación de la agencia Reuters revela el rastreo a 18 buques que salieron de Venezuela cargados de petróleo rumbo a Malasia. Cuando llegaron al estrecho de Malaca, pequeñas embarcaciones los esperaban para hacer el transbordo del petróleo, que luego fue despachado a China, donde ingresó como si fuera petróleo producido en Malasia y no en Venezuela.

Aunque la operación es logísticamente compleja, últimamente, la ventaja para China es que ha logrado quedarse con el petróleo venezolano por un valor monetario simbólico.

“Hay reportes que han vendido en Malasia por uno o dos dólares por barril hace unas semanas. Entonces yo creo que es un petróleo muy útil para China para sus refinerías y China quiere mantenerse muy diversificado en término de diferentes fuentes de petróleo, entonces les conviene seguir comprando a pesar de las sanciones”, explica Viscidi quien sigue de cerca los movimientos del crudo venezolano.

Debido a las sanciones, cada vez es más difícil para Venezuela encontrar clientes internacionales para su petróleo. En tan solo 17 meses, las exportaciones de petróleo de Venezuela cayeron de 1.4 millones de barriles diarios, a 325 mil barriles, el nivel más bajo en 70 años.

Gilberto Morillo, exgerente de planificación financiera de PDVSA, explica que “Rusia se ha retirado un poco con la empresa Rosneft, que se retiró de Venezuela y se lo cedió a una empresa gubernamental rusa. Entonces hay muy pocos sitios donde pueda colocar el petróleo Venezuela”.

Al ser China el único cliente regular que le queda a Venezuela, expertos consideran que el gobierno en disputa de Nicolás Maduro no tiene más opciones que venderle el petróleo con descuento a China, porque de todas formas necesita descongestionar sus tanques de almacenamiento para no frenar por completo la producción.

“Entonces prefieren, a pesar de recibir poco mientras el precio está muy bajo, prefieren tratar de seguir vendiendo, esperando a que el precio suba un poco, y de hecho el precio ha subido un poco desde que llegó al punto más bajo hace algunos meses”, asegura la experta en temas energético Lisa Viscidi.

Con la producción actual de petróleo, Venezuela apenas estaría cubriendo los intereses de la deuda con China y recibiendo algunos productos a manera de trueque. “Porque la producción está muy baja. Se habla de 400 mil barriles ahora, eso es algo que se producía en los años 20. No hay mucho dinero lo que hay ahí envuelto, yo diría que se está usando para trueque u otros combustibles”, asegura Morillo.

Los expertos petroleros consideran que siempre habrá buques dispuestos a sacar el petróleo de Venezuela asumiendo el riesgo de las sanciones, pero encontrarle nuevos clientes al crudo venezolano, es lo que ven muy complicado para mantener a flote la producción de petróleo.