Pedestrians and commuters wearing face masks amid the new coronavirus pandemic crowd a sidewalk where buses stop in Caracas,…
Miguel Pizarro, delegado de Guaidó en la ONU, pide no crear expectativas “erróneas” sobre los alcances políticos del acuerdo con la OPS y el madurismo.

MARACAIBO, VENEZUELA. - La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dispondrá de 10 millones de dólares de Venezuela, bloqueados por países aliados en el extranjero, en la primera fase del acuerdo entre la institución, el gobierno interino de Juan Guaidó y el ejecutivo en disputa de Nicolás Maduro para diligenciar ayuda humanitaria en Venezuela.

Julio Castro, presidente de la comisión especial de asesores del Parlamento sobre la pandemia, detalló en entrevista a la Voz de América que los recursos son venezolanos.

“El primer desembolso, el primer paquete es de 10 millones de dólares”, indicó el médico infectólogo, quien firmó el pacto revelado esta semana.

Se trata de dineros “congelados” y “prometidos” por países aliados de la presidencia interina de Guaidó, especificó. La oposición venezolana ha reiterado en el pasado que dispone de fondos decomisados a figuras del chavismo y cuentas del propio Estado venezolanos en operaciones anticorrupción.

“No es dinero internacional, ni de préstamo, es venezolano, que se va a usar para comprar lo que se firmó en el papel”, comentó Castro.

Hay detalles del proyecto que no están “pulidos” por haberse celebrado solo una reunión técnica, aunque precisó que las inversiones se destinarán a tres temas fundamentales: las pruebas de diagnóstico de la COVID-19, los equipos de protección al personal de salud y el mejoramiento de hospitales donde se trata la mayoría de pacientes sospechosos o positivos.

Los recursos serán depositados directamente a la OPS, expresó Castro, si bien admitió no tener mayor precisión sobre cómo se ejecutarán.

Pedestrians and commuters wearing face masks amid the new coronavirus pandemic crowd a sidewalk near a bus stop in Caracas,…
Maduro y Guaidó logran acuerdo sobre fondos de la OPS contra la pandemia
El gobierno del presidente interino Juan Guaidó emitió un comunicado anunciando el acuerdo. El gobierno en disputa de Nicolás Maduro se comprometió a no poner obstáculos a la ejecución del programa y garantizará que los recursos destinados puedan ser ejecutados.

“¿Cómo diferenciamos los montos? ¿Qué porcentaje van a recibir los equipos de protección? Eso tenemos que acordarlo”, afirmó.

El equipo de asesores de salud del Parlamento venezolano, especificó, propone que se amplíen los diagnósticos mediante la activación de al menos ocho laboratorios en toda Venezuela que puedan procesar las pruebas a pacientes sospechosos de COVID-19.

Confía en que se alcance un promedio de al menos 6.000 pruebas de PCR al día, a diferencia de las entre 500 y 600 que se hacen actualmente, según datos de la ONU.

Castro admitió que el monto de 10 millones resulta “poco” para lo que necesita Venezuela, por lo que remarcó que se trata de un primer desembolso.

“Esto es tratar de movilizar fondos rápidos para evitar que el venezolano fallezca porque se contagió. La idea es que este es el principio de otros programas, de otros paquetes (de ayuda). No conozco qué tanto más se pueda avanzar en términos monetarios”, sostuvo.

Reivindicó la urgencia de los fondos al mencionar que Venezuela entrará en una fase “de mayor impacto” de la COVID-19.

Castro aclaró que fueron los técnicos de la OPS quienes convocaron al ministro de salud de Maduro, Carlos Alvarado, y a su persona como delegados técnicos de los principales “colectivos” políticos de Venezuela.

La trascendencia legal del acuerdo, consideró, debe estar refrendada por la Asamblea Nacional y por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

A través de tres fuentes parlamentarias, la Voz de América supo que únicamente Guaidó, Leopoldo López, líder opositor, y Miguel Pizarro, delegado del gobierno interino en las Naciones Unidas, conocían de la posibilidad de acuerdo antes de la reunión técnica.

Castro dijo que no está autorizado para comentar temas de índole política, como ese. “Yo fui convocado como un experto técnico a ese grupo. Estoy ahí como médico”, añadió.

Convenio "favorable"

Miguel Pizarro, delegado de Guaidó en las Naciones Unidas, advirtió a la VOA que espera que no se magnifique ni se creen expectativas “erróneas” sobre el alcance político de este acuerdo con la OPS en Venezuela.

“Esto permite atender una parte de la emergencia del coronavirus, pero la respuesta de gran envergadura que Venezuela necesita en alimentación, servicios, infraestructura solo es posible con un cambio político profundo”, dijo, en entrevista por videoconferencia.

Pizarro, que tildó de “favorable” el convenio, prevé que los 10 millones de dólares de ayuda humanitaria estén disponibles en las cuentas de la OPS en la siguiente semana.

Recalcó que Guaidó adelantó en marzo que los recursos “protegidos” en el extranjero serían utilizados para una respuesta humanitaria de la mano de organismos internacionales.

El primer vicepresidente del Parlamento, Juan Pablo Guanipa, subrayó que el involucramiento del madurismo fue una exigencia de la Organización Panamericana de Salud, OPS, a fin de poder ejecutar el presupuesto de 10 millones de dólares.

“La OPS condicionó su participación a que esta fuera aceptada por la dictadura, lo que quiere decir que la OPS podrá trabajar en Venezuela sin interferencia de la dictadura y eso ayudará a nuestros pacientes y profesionales, empleados y obreros del sector salud. Eso fue lo que se firmó”, explicó el legislador en un video difundido la noche del miércoles.

La mano derecha de Guaidó en la Asamblea Nacional, quien reivindicó en su mensaje el derecho de los ciudadanos de estar informados y el deber de los políticos de informarles, atribuyó el convenio al incremento de casos de COVID-19 en Venezuela.

Hasta mediados de mayo, el ejecutivo en disputa confirmó un promedio de apenas una docena de casos diarios positivos por el nuevo coronavirus. A mediados de mayo, la curva se incrementó drásticamente. Solo el 2 de junio, reportaron 156 contagios confirmados.

Guanipa negó que el traslado del Juan Márquez, tío de Juan Guaidó, de la cárcel a su hogar haya sido parte del acuerdo firmado. “No es más que una maniobra de la dictadura para generar confusión y divisiones”, argumentó.

Acuerdo "conyuntural"

Daniel Varnagy, doctor en ciencias políticas de la Universidad Simón Bolívar, entiende el convenimiento entre Guaidó, Maduro y la OPS, no como un acuerdo macro, sino puntual.

“No es realmente un acuerdo marco, sino un convenimiento coyuntural, puntual, única y exclusivamente para el manejo de unos recursos de cara a tratar de amainar los efectos negativos de la fase expansiva del COVID”, valora en entrevista con la VOA.

Lo observa como la “articulación coyuntural” de la predominancia internacional de Juan Guaidó en legitimidad y manejo financiero y el poder fáctico armado de Nicolás Maduro.

De momento, dice, no se trata de una negociación magna ni del reconocimiento jurídico de los factores enfrentados por la Presidencia desde enero de 2019.

Varnagy admite la posibilidad de que el eventual éxito del programa de la OPS en Venezuela con los recursos diligenciados por Guaidó y la venia de Maduro podría simbolizar una piedra fundacional de nuevos acuerdos políticos y económicos.

“Si hay un hito que generó algún tipo de éxito en gobernabilidad y gobernanza a la luz de este acuerdo puntual, pudiera sí, generarse el establecimiento de lo que ese sector de la oposición desea, que es la negociación”, apunta.

El politólogo estima que los hipotéticos convenios podrían suscribirse a “ciertas operaciones esenciales”, especialmente en lo económico, que, a su vez, generarían acercamientos entre el madurismo y la oposición venezolana.

“No es un tema directo. Tiene que ocurrir un éxito o un avance con esta situación puntual” pactada entre la OPS y las fuerzas políticas en disputa en Venezuela, opina.