FILE PHOTO: Outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), in Caracas
ARCHIVO - Ciudadanos con mascarillas sanitarias para protegerse de la COVID-19 caminan por Caracas, Venezuela.

CARACAS - José Manuel Olivares, médico y diputado opositor en el exilio, denunció irregularidades en el registro del gobierno en disputa de Venezuela sobre la situación del coronavirus en el país.

“En estos últimos 10 días no han reportado 28 fallecidos en el Hospital Universitario de Maracaibo (…) A esto debemos sumarle 44 venezolanos en varios estados del país”, aseguró el parlamentario en una rueda de prensa virtual este lunes.

Datos oficiales, hasta el lunes en la tarde, registraban 44 fallecidos por el virus en todo el país, lo que representa una mortalidad de 0.8%. Olvidares indicó que si se agregan los de los últimos días, el total sube a 116 muertos, lo que ubica la mortalidad en 2.18%. 

Hasta el momento, se han confirmado 5.297 casos, siendo el sábado 27 de junio el día con el mayor número de contagios (351) desde que se confirmaron los dos primeros casos a mediados de marzo.

“Es imposible correr modelos matemáticos, es imposible hacer proyecciones, es imposible entender realmente la enfermedad si no tenemos información certera. Y si Nicolás Maduro oculta los fallecidos que ocurren a nivel nacional es imposible entender el comportamiento, es imposible tomar las medidas acertadas para contener el COVID-19”, afirmó el diputado.

Olivares denunció además, que se perdieron 500 pruebas PCR de pacientes en Maracaibo, estado Zulia, que debían ser analizadas en Caracas, a unos 700 kilómetros de distancia.

Pidió a la ciudadanía tomar sus previsiones para evitar el contagio, como el lavado constante de las manos, mantener la distancia y el uso de las mascarillas. 

“Yo le pido que tome cada quien las medidas de protección porque el régimen que usurpa el poder no tiene las capacidades y vamos camino a ser la tragedia dentro de la tragedia en América Latina producto del COVID-19”, aseguró.

Explicó que mientras los demás gobiernos del mundo se dedicaron a construir capacidades durante las cuarentena para atender a los pacientes, el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, en cuatro meses, se ha dedicado a la política.

La semana pasada, otros legisladores de oposición también acusaron al gobierno en disputa de mentir respecto a las cifras relacionadas con COVID-19. 

Human Rights Watch y los Centros de Salud Pública y la Universidad Johns Hopkins expresaron en marzo su preocupación por las cifras de contagios en Venezuela, indicando que es “seguramente mucho mayor”.