FILE PHOTO: FILE PHOTO: Venezuela's President Nicolas Maduro speaks during a news conference at Miraflores Palace in Caracas,…
El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, también acusó además a Estados Unidos de estar detrás de la decisión de la Unión Europea de no enviar una misión de observadores a las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó el jueves sugerencias de la Unión Europea de aplazar las elecciones de la Asamblea Nacional del próximo 6 de diciembre, alegando que es “imposible”.

En una transmisión en la televisión estatal, Maduro argumentó que hay “un mandato constitucional muy claro, porque dice que el 5 de enero se tiene que instalar la Asamblea Nacional”.

La Unión Europea recibió una invitación para observar los comicios legislativos en Venezuela, pero consideró que el gobierno en disputa no ha cumplido con las "condiciones mínimas" para el proceso y el tiempo "es demasiado corto" para enviar una Misión de Observación Electoral.

El alto representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, y la viceministra británica, Wendy Morton, replicaron a título personal la necesidad de elecciones “libres, justas, creíbles y transparentes” para la nación suramericana.

También el jueves, el Grupo Internacional de Contacto dijo que de momento Venezuela no cuenta con las condiciones necesarias para unas elecciones transparentes, inclusivas y libres. Además, el calendario electoral para las parlamentarias del 6 de diciembre impide el envío de una misión electoral.

"Si no pueden mandar una supercomisión, manden una en privado, los vamos a atender muy bien y podrán ver el proceso", dijo Maduro.

El presidente en disputa acusó además a Estados Unidos de estar detrás de la decisión.

“Nosotros queremos tener buenas relaciones con la Unión Europea, pero desde Washington no los dejan (...) Van a seguir fracasando con la política de Donald Trump".

Por otro lado, el canciller del gobierno en disputa, Jorge Arreaza, dijo en un mensaje de Twitter que “Venezuela observa con preocupación la declaración ministerial del Grupo Internacional de Contacto del 17 de septiembre y su permanente conducta injerencista, origen y causa de su poca o nula utilidad, respecto a los objetivos enunciados desde su creación”.

El grupo de contacto

En un comunicado conjunto publicado después de su quinta reunión ministerial, los países del Grupo de Contacto expresaron su preocupación por el “estrechamiento del espacio democrático” en Venezuela de cara a las elecciones legislativas y pidieron garantías electorales de acuerdo con las normas nacionales e internacionales.

El grupo enumeró los obstáculos que considera que deben ser removidos para que los comicios cumplan esas condiciones, entre los que citó la devolución de los partidos políticos “a sus administradores legítimos”, un Consejo Nacional Electoral “independiente y equilibrado” y “la participación igualitaria y el acceso irrestricto” a los medios.

Agregó que, si bien recibió “con agrado” la posible participación de la comunidad internacional con observadores como garantes del proceso, “el calendario electoral actual no permite el despliegue de una Misión de Observación Electoral, ni deja suficiente tiempo y espacio político para que las partes negocien”.

El Grupo Internacional de Contacto fue creado en 2019 para buscar una salida pacífica y acordada a la crisis venezolana. Está formado por países de América Latina y la Unión Europea, y el Reino Unido.

Members of the Venezuelan Electoral Council, sitting, wear face masks and shields amid the spread of the new coronavirus at a…
Grupo de Contacto sobre Venezuela: No se dan las condiciones para unas elecciones "libres y justas"
Los países miembros del grupo también expresaron su preocupación por la situación humanitaria en el país y su apoyo a la Misión Independiente de Determinación de Hechos de la ONU sobre Venezuela.

El informe de la ONU

Los miembros del Grupo de Contacto no solo discutieron el tema electoral. El texto del comunicado reitera también su “profunda preocupación por el empeoramiento de la situación humanitaria” en Venezuela, agravada por la pandemia del coronavirus.

Si bien reconocieron la expansión del espacio humanitario, pidieron “acceso pleno y sin trabas” tanto para el personal humanitario como para los bienes y así lograr brindar el acceso a medicamentos, alimentos, gasolina y servicios básicos de salud".

Además, expresaron su apoyo al trabajo de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, y la Misión Independiente de Determinación de Hechos de la ONU.

El día anterior, la misión de la ONU publicó su informe, después de un año de trabajo, en el que determinó que las fuerzas de seguridad venezolanas y grupos aliados a Maduro han cometido violaciones sistemáticas de los derechos humanos.

Members of FAES, special police commando unit, stands guard as a vehicle arrives to a concert at Tienditas International Bridge…
ONU: Fuerzas de seguridad de Maduro cometieron crímenes de lesa humanidad
La investigación de la ONU concluyó que existen motivos razonables para creer que el presidente en disputa Nicolás Maduro y sus ministros de Interior y Defensa ordenaron o contribuyeron a los crímenes documentados en el informe con el fin de silenciar a la oposición.