Venezuela's President Nicolas Maduro speaks during an event with the youth of Venezuela's United Socialist Party in Caracas
Foto de archivo del presidente en disputa Nicolás Maduro durante un evento con los jóvenes del Partido Socialista Unido de Venezuela, en Caracas.

CARACAS - El presidente en disputa Nicolás Maduro reveló que su gobierno sí se reunió con la delegación del gobierno de Noruega que visitó el país la semana pasada, asegurando que se había “reactivado el tema”.

“Se reactivó ese tema, con el tema de los noruegos. (El ministro) Jorge Rodríguez está conversando. Bueno, los recibió aquí y ahora está coordinando lo que quedó pendiente del tema con los noruegos. Mi saludos a esa delegación noruega que estuvo en Venezuela, y bueno, todo lo que se conversó ahí, vamos a continuar”, indicó el mandatario en disputa el miércoles en la noche en una reunión transmitida por el canal oficial.

Una delegación noruega, entre ellos diplomáticos que facilitaron el pasado año el frustrado diálogo entre el gobireno en disputa y el gobierno encargado que lidera Juan Guaidó, visitó el país la semana pasada para, según ellos mismos explicaron, “actualizarse sobre la situación sanitaria y política del país” 

“Ya saben el compromiso nuestro con el diálogo, la democracia y la libertad”, agregó Maduro para concluir el breve comentario sobre la visita.

Sin embargo, tras confirmarse la visita de la delegación la pasada semana, Guaidó descartó la existencia de algún proceso de negociación.

“Sólo elecciones libres y justas son la solución a la crisis, y no procesos fraudulentos”, reiteró Guaidó la otra semana, en alusión a las calificaciones del gobierno encargado sobre las venideras elecciones parlamentarias, convocadas por el poder electoral venezolano.

La Voz de América pudo conocer que la visita buscaba sopesar la posibilidad de una negociación política entre las partes antes de que inicie formalmente la campaña electoral en Estados Unidos, en agosto, de cara a las elecciones presidenciales en noviembre.

El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró esta misma semana que las condiciones para las elecciones parlamentarias de diciembre en Venezuela son "mucho peores de como estaban en mayo de 2018”, cuando Maduro resultó electo, pero por las que más de 50 países reconocen la investidura de Guaidó al considerar que no cumplieron con los requerimientos necesarios.

Este mismo jueves, el secretario de Estado EE.UU., Mike Pompeo, aseguró en una audiencia en el Congreso que la política estadounidense con respecto a Maduro es “negociar nada más que su partida del gobierno”, ratificando lo dicho anteriormente por el presidente estadounidense, Donald Trump.