En el primer trimestre los precios bajaron debido a la estabilidad del tipo de cambio oficial, las restricciones de liquidez y la baja producción por los apagones, pero en el cuarto mes del 2019 el comportamiento fue diferente porque hubo ajustes en la...
En el primer trimestre los precios bajaron debido a la estabilidad del tipo de cambio oficial, las restricciones de liquidez y la baja producción por los apagones, pero en el cuarto mes del 2019 el comportamiento fue diferente porque hubo ajustes en la...

La inflación de Venezuela se aceleró en abril y se ubicó en 44,7 por ciento, lo que llevó la tasa interanual a 1,3 millones por ciento, dijo el jueves la Asamblea Nacional controlada por la oposición.

En el primer trimestre los precios bajaron debido a la estabilidad del tipo de cambio oficial, las restricciones de liquidez y la baja producción debido a los apagones, pero en el cuarto mes del 2019 el comportamiento fue diferente porque hubo ajustes en la tasa cambiaria.

Con el resultado, la tasa acumulada fue de 665,9 por ciento al mes de abril.

"En las últimas tres semanas ha seguido la aceleración por la subida del tipo de cambio", explicó a periodistas el diputado Ángel Alvarado al mencionar que el avance de los precios deteriora el ingreso de los venezolanos.

Un salario mínimo en el país petrolero es de 40.000 bolívares, unos 6,8 dólares.

"Seguimos en hiperinflación, lo que pulveriza el sueldo", agregó el parlamentario. El Congreso estima los datos de inflación debido a que el Banco Central de Venezuela dejó de divulgar las cifras hace cuatro años.

El emisor no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters enviada por correo electrónico.

El país petrolero enfrenta una prolongada recesión con hiperinflación y deterioro en la calidad de los servicios que afecta la producción.

En marzo, la nación de la OPEP enfrentó dos apagones que impactaron en las comunicaciones y el bombeo de agua.

Aunque el gobierno aplica un plan de cortes programados de tres horas diarias, que excluye a la capital, Caracas, y los estados Vargas y Delta Amacuro, el interior del país pasa largas horas sin luz, lo que afecta la rutina de los ciudadanos y la actividad comercial e industrial