En días recientes, tanto el secretario de Estado, Mike Pompeo, como el Encargado Especial para Venezuela del Departamento de Estado, Elliott Abrams, asomaron la posibilidad de que “pronto” se podría ver un cambio en Venezuela. Tan seguros parecen estar de esto que incluso informaron que el gobierno de Estados Unidos está afinando los planes de reapertura de su embajada en Caracas.

Si bien se han dado pasos importantes, a juicio del director del Laboratorio de Crecimiento de la Universidad de Harvard, el profesor y economista venezolano Ricardo Hausmann, “es obvio que con Maduro en el poder es imposible hacer cosas… porque si él las hubiese querido hacer, las hubiese hecho”. Hausmann aplaude la propuesta para una transición con un gobierno de unidad nacional que no esté liderado ni por el presidente en disputa Nicolás Maduro, ni por el mandatario interino, Juan Guaidó. “… (un gobierno de este tipo) pudiera acceder a la asistencia de la comunidad internacional, levantar las sanciones y lograr que se comiencen a hacer cosas buenas en el país”, señala el profesor. 

Los militares: figuras esenciales del cambio

Si bien las condiciones pudieran estar dadas ante la presión ejercida por la comunidad internacional y, muy concretamente, por Estados Unidos hacia Nicolás Maduro y sus representantes de gobierno, Hausmann apunta directamente a los militares venezolanos como figuras claves en un eventual proceso de cambio. “Yo quisiera hacer un llamado a las fuerzas armadas de Venezuela porque entre la recuperación del país y la crisis actual, están ellos. Ellos son los que han dado apoyo a este gobierno ilegítimo de Maduro. Ellos son los que le pueden decir que se tiene que salir del escenario, que tiene que abrir la puerta a una solución o a un gobierno de unidad nacional y está muy claro que con Maduro en el poder, eso no puede ocurrir”, señala Ricardo Hausmann. 

Justicia para Venezuela

El departamento de Justicia de Estados Unidos ofreció hace algunas semanas atrás, una recompensa de 15 millones de dólares a quien tenga información y ayude a la captura del presidente en disputa, Nicolás Maduro, quien fue acusado de narcotráfico.

“Finalmente el departamento de Justicia de Estados Unidos está actuando sobre información real – señala el doctor Hausmann - que hay una banda de criminales que está manejando Venezuela y que la única forma de que Venezuela se pueda recuperar es saliendo de esta banda de criminales que está manejando el país”. 

Incrementa vulnerabilidad de refugiados-migrantes venezolanos

Si bien expertos aseguran que la pandemia de coronavirus, que actualmente azota el mundo no ha llegado siquiera a su pico, aunque muchos países hayan comenzado a retomar, paulatinamente, sus actividades regulares; organismos especializados como la CEPAL apuntan una alta cifra de recesión, desempleo y pobreza como las consecuencias más drásticas de esta contingencia sanitaria.

“Los países viven del turismo y el turismo está totalmente paralizado… y los países viven de remesas y las remesas, los últimos datos que tenemos son de un colapso fenomenal, de las remesas originadas en Estados Unidos – explica el profesor Hausmann - Esto agarra a los cinco millones de exiliados venezolanos en el exterior en una situación muy precaria porque típicamente los primeros en perder empleo en los países donde son inmigrantes recientes, lo que los pone en una situación de enorme dificultad”.

Dice Hausmann que en el mejor escenario de los países con buenas condiciones económicas, el manejo de esta crisis de salud representa un reto fenomenal; pero para Venezuela “esto es una catástrofe dentro de una hecatombe”.