El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, confesó que las palabras “regresar” y “volver” le quedaron resonando después de que se reunió con los cientos de venezolanos exiliados en las ciudades que visitó.
El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, confesó que las palabras “regresar” y “volver” le quedaron resonando después de que se reunió con los cientos de venezolanos exiliados en las ciudades que visitó.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, participó el miércoles en la sesión de la Asamblea Nacional, que también lidera, un día después del encuentro con los sindicatos de los empleados públicos, donde propuso una ley de garantías para proteger a todos los trabajadores estatales que sean víctimas de la persecución política.

La propuesta del orden del día para la sesión del parlamento incluyó, entre otros puntos, un informe sobre la gira reciente de Guaidó a países de la región y un debate sobre la situación que vivió el pueblo indígena Pemón cuando intentaba entrar la ayuda humanitaria en la frontera con Brasil. También fue incluido al debate la situación en las fronteras del país sudamericano.

“Se acabó la petro-diplomacia”, volvió a declarar Guaidó durante su balance de la gira internacional de poco más de una semana y que lo llevó a Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador. Agregó que era la hora de “una sana integración”.

Aseguró que durante sus reuniones con los mandatarios de esos países, les pidió ayuda y cooperación, “sin complejo” para los venezolanos, en el plan de avanzar hacia el cese de la usurpación, la transición política en el país y de la cooperación internacional.

El líder opositor confesó que las palabras “regresar” y “volver” le quedaron resonando después de que se reunió con los cientos de venezolanos exiliados en las ciudades que visitó.

También puede leer: Maduro declara persona non grata a embajador alemán por "actos de injerencia”.

Hizo mención a la decisión de la cancillería venezolana de expulsar al embajador alemán en Caracas, Daniel Kriener, y aseguró que los únicos non gratos, en el país y la región era el gobierno del presidente en disputa Nicolás Maduro.

Volvió hacer un llamado a la calle para el próximo sábado 9 de marzo. Para esta fecha, el oficialismo también está convocado a concentrarse.

Como parte de las actividades para continuar la presión al gobierno del presidente en disputa Nicolás Maduro, Guaidó propuso el día anterior la realización de un paro escalonado como parte del plan en relación con los sectores públicos.

También puede leer: Guaidó propone "ley de garantías" para proteger a trabajadores estatales en Venezuela.

"No podemos permitir que la burocracia siga secuestrada. Llegó el momento de cesar a un régimen que oprime a nuestros trabajadores", indicó el martes.

Situación de los pueblos indígenas

Uno de cuatro diputados que hicieron uso de la palabra para tratar el tema de los pueblo indígenas fue la parlamentaria Gladys Guaipo, quien aseguró que no tiene “palabra para describir los hechos que presenciamos nosotros en nuestro pueblo Pemón” el fin de semana del 22 y 23 de febrero en Kumarakapay, ubicada en Santa Elena de Uairén, a pocos kilómetros de Brasil.

Detalló que la primera víctima falleció el viernes 22 en la noche y hasta la fecha han muerto una mujer y seis hombres de esta comunidad indígena.

No dudó en señalar a las fuerzas de seguridad y denunciar presencia de grupos civiles armados cuando los ciudadanos protestaban por la entrada de la ayuda humanitaria.

Lea: EE.UU. extiende un año más declaratoria de emergencia nacional por situación en Venezuela.

Guaipo pidió declarar la responsabilidad del gobierno de Maduro ante las instituciones internacionales por las violaciones de derechos humanos contra el pueblo Pemón.

Otro legislador en relatar la situación que vivió ese fin de semana fue Ángel Medina. Destacó la naturaleza pacífica de los pueblos indígenas y aseguró que solo tenían sus dioses y la naturaleza para defendense de los ataques. 

Indicó que la frontera lleva 10 días cerrada, lo que afecta directamente la economía de la zona pues está centrada en comercio e importación con Brasil, incluyendo la comida y utensilios básicos.

La crisis económica

 

El diputado y economista Jose Guerra sostiene un cartel con el equivalente del salario mínimo en Venezuela, Bs. 18.000, en dólares, unos $5.45. "El más bajo del mundo", señaló durante una sesión del parlamento. Foto: Reuters.

​​

Al llegar al tema de la situación económica en la nación sudamericana, uno de los parlamentarios que subió al podio fue el también economista José Guerra. 

Guerra indicó que el problema de fondo era el salario mínimo, que según al cambio oficial, sería de apenas $ 5.45 al mes. Calificó de “drama social” la situación pues el “venezolano no tiene para comer por un salario absolutamente insuficiente”

Señaló que según estándares internacionales $1 diario para que la persona no esté en situación de pobreza y que actualmente 4 millones de venezolanos, entre pensionados y empleados públicos, están cobrando el salario mínimo.

Guerra indicó que el Plan País, las lineas de acción presentada por el gobierno del presidente Guaidó, tiene como centro recuperar el poder adquisitivo del venezolano al acabar en corto plaza la hiperinflación y reanimar la economía.

Es partidario, agregó, para que desde la Asamblea Nacional se nombren los puestos de la dirección de la economía comenzando por los organismo multilaterales. 

Esta misma semana, Guaidó nombró al economista de Harvard Ricardo Hausmann como representante del país ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

También puede leer: Guaidó nombra a economista Ricardo Hausmann representante de Venezuela en el BID

Durante su turno a la palabra durante este tema, el diputado Carlos Prosperi señaló que toda esta crisis económica es causa de las malas políticas públicas que se han ido implementando.

Detalló que deuda del país pasó de $30 mil millones de dólares en 2000 a $180 mil millones de dólares para enero de 2019. Recordó que según datos del Fondo Monetario Internacional, la inflación cerró 1.200.000% en 2018 y se espera que en 2019 supere los 10.000.000%.

“Lo que se gana un venezolano en 30 días se lo puede ganar en una hora cualquier trabajador en EEUU”, destacó el Prosperi, agregando que incluso en Cuba el salario mínimo es de $29.