En total, son 390 los considerados presos políticos, por la organización Foro Penal Venezolano. Sus parientes denuncian que los opositores que están tras las rejas son sometidos a aislamiento y tratos crueles.

CARACAS - Una Navidad sin presos políticos en Venezuela. Eso es lo que piden familiares de opositores encarcelados, como un primer paso para la reconciliación nacional.

"Nuestro mayor regalo es que él vuelva casa, porque son casi 3 años. Mi esposo fue detenido el 19 de enero de 2017 y no ha vuelto a casa, estamos esperando que algún día llegue. Esperamos que él esté en nuestra mesa. Que este año él esté con nosotros", afirmó Dionne Hernández, esposa de un sargento encarcelado acusado de conspirar contra el gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Hernández asegura que, desde su detención, su familia se ha fragmentado. Su hijo mayor emigró para poder apoyarlos económicamente y ella quedó al cuidado del pequeño. Cuenta que, durante sus primeros meses de reclusión, tanto su esposo como ella fueron sometidos a circunstancias que considera degradantes.

"Fue casi un año sin ver la luz. No sabía cuándo era de día o era de noche porque él estaba encerrado. Y para uno, la revisión era penosa. Tenías que desnudarte delante de personas que no conocías”, relata.

En total son 390 los considerados presos políticos según el Foro Penal Venezolano.

Entre ellos está el hijo de Gradelis Ramírez, señalado de sublevación militar, a comienzos de 2019. “Tengo que estar viajando 13 horas para llegar aquí a verlo", aseguró.

Cuenta que estando en prisión, su hijo, otro oficial de la Guardia Nacional, se convirtió en padre de un niño a quien no ha podido conocer. “Desde que nació no ha podido tenerlo, no ha podido abrazarlo por esto”, lamentó.

Ni el gobierno en disputa ni la justicia de Venezuela han respondido formalmente a estas solicitudes. Sin embargo, en la mesa de diálogo establecida entre el gobierno de Maduro y partidos de oposición minoritarios se prometió excarcelar a un grupo de 60 de estos presos, de los cuales no se reveló la identidad.