WASHINGTON - Diego Scharifker llegó a Estados Unidos hace tres años. Le contó a Venezuela 360 que, tras ser amenazado por el gobierno en disputa de Venezuela, decidió dejar su tierra natal y tratar de replantearse su vida en una nación extranjera.

Abogado de profesión, tenía como norte no dejar su carrera y, sobre todo, no dejar de luchar por su país.

“Desde muy joven he participado activamente en la política. Cuando vivía en Venezuela, creía que era fundamental que los jóvenes participáramos en la política para poder decidir el futuro de nuestro país – cuenta Scharifker – Desde el momento que tuve la necesidad de venirme a Estados Unidos por la persecución política y las presiones de la dictadura en Venezuela, decidí que hay que continuar participando en la política”.

Su ánimo de servir a la comunidad, lo llevó a desempeñarse como concejal del Municipio Chacao en Caracas, desde 2013 a 2018. Además, fue secretario político nacional del partido Un Nuevo Tiempo y, antes de eso, fue presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela.

Diego cuenta que se hizo abogado porque se enamoró de la profesión que, a su manera de ver, “establece las reglas de juego de una sociedad”. “Es por esto que me apasionó el derecho. Mi carrera como concejal fue crear leyes locales en Chacao, que permitieran que la sociedad pudiese avanzar en ese espacio; pero la aspiración era continuar hacia la Asamblea Nacional u otros espacios legislativos donde pudiésemos seguir generando ese cambio para Venezuela”, comentó Scharrifker a Venezuela 360.

Abogando por la democracia en Estados Unidos

Diego Scharifker es venezolano-estadounidense, por lo que se le hizo fácil continuar su papel de activista en territorio americano. Hoy día, también es un autor publicado y candidato a una maestría en la Universidad George Washington. Pertenece al Instituto Cisneros, donde se dedica a investigar y comentar sobre las condiciones contemporáneas de los hispanos en Estados Unidos.

“Ahora que vine a vivir a Estados Unidos, mi participación en la política sigue siendo esa: desde mi experiencia en la calle luchando por la democracia, para poder asegurar que Estados Unidos nunca llegue a una situación como la de Venezuela”, dice Diego.

Pero lo que destaca este caraqueño que ahora vive en Washington, D.C., es que, lo que más le apasiona de la política es que puede demostrar su capacidad de servir. “Cuando te involucras en la política, te involucras en lo público. Tu vida se vuelve algo público donde todo el mundo opina, pero también donde tú decides dar de vuelta”.

¿Por qué ser parte de “Venezolanos con Biden”?

En este año de elecciones en Estados Unidos, Scharifker decidió unirse al Partido Demócrata y, más específicamente, al movimiento “Venezolanos con Biden”. Considera que su candidato, ofrece las mejores garantías para mejorar las condiciones de sus compatriotas que habitan en este país como los que continúan dentro de Venezuela. Temas como el TPS, las condiciones de migración, refugiados y oportunidades de vida, son algunas de las áreas en las que Diego Scharifker cree que puede ofrecer su experiencia en aras de redactar leyes locales.

Nota: La próxima semana, nuestro segmento Perfil Político de Venezuela 360, estará dedicado a Gustavo Garagorry, un venezolano que lidera el movimiento “Latinos con Trump”.