Mike Pompeo, US Secretary of State, speaks about response to novel coronavirus during a news conference in White House Brady…
Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, habla durante una conferencia de prensa enla Casa Blanca, Washington, DC.

Estados Unidos criticó este lunes la designación de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano por parte del Tribunal Supremo (TSJ) del país, argumentando que esa es una función del Parlamento.

“Los venezolanos merecen un CNE independiente. La Constitución venezolana le da a la Asamblea Nacional elegida democráticamente la responsabilidad de elegir a los miembros del CNE”, indicó el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo en un comunicado.

El viernes (12 de mayo) el TSJ designó los rectores del CNE luego que declarará omisión legislativa para su nombramiento, a pesar de que la Asamblea - a través de su Comité de Postulaciones - llevaba meses en el proceso.

“Las elecciones libres son el camino para salir de la profunda crisis política de Venezuela”, apunta el texto.

Recuerda que EE.UU. ha afirmado que un CNE independiente es un “prerequisito central” para elecciones libres y justas. Otros requisitos son levantar la prohibición de partidos políticos y candidatos y la liberación de los presos políticos.

“El pueblo venezolano exige y merece elecciones libres y justas. Este paso del régimen y su Tribunal Supremo lleva a Venezuela aún más lejos de una transición democrática”, concluye el comunicado.

En la publicación de Twitter donde Pompeo comparte el comunicado, asegura que: “el mundo debe apoyar la Asamblea Nacional y el pueblo venezolano”.

Partidos opositores también rechazan nombramiento

En esta misma línea y bajo el título “la dictadura no quiere elecciones”, los 11 principales partidos de oposición emitieron un comunicado asegurando que la acción del TSJ  “da al traste con la necesidad que tiene el país de contar con un árbitro electoral imparcial y equilibrado”.

Rechazan la “pretensión” del gobierno en disputa de “convocar una farsa electoral parlamentaria” por no contar con las “condiciones mínimas de trasparencia, confianza y libertades”.

Denuncian, además, que quieren “robarle” a algunos de estos partidos opositores sus tarjetas y símbolos para dárselos a “falsos líderes”, por lo aseguran que no convalidarán ninguna “farsa electoral” montada por el gobierno en disputa. 

El comunicado va en línea con lo que afirmó este fin de semana el presidente interino, Juan Guaidó, de que no reconocerán este nuevo Consejo Nacional Electoral.

El presidente en disputa Nicolás Maduro y su canciller, Jorge Arreaza, expresaron su apoyo al nombramiento del nuevo Poder Electoral.