ECUADOR-VENEZUELA-MIGRATION
Más de $ 208 millones entregados más recientemente por EE.UU. fueron usados entre otras cosas en la creación de refugios, junto a otras organizaciones asociadas, dice un comunicado del Departamento de Estado.

El gobierno de Estados Unidos destinó más de 656 millones de dólares desde el 2017 a la asistencia humanitaria para los venezolanos, según un informe divulgado esta semana por el Departamento de Estado.

La cifra significa un aumento significativo de los recursos estadounidenses destinados a este fin en los últimos años.

El texto indicó que "casi 473 millones (de la cifra total) representan asistencia humanitaria para los cerca de 4,8 millones de venezolanos que se han visto obligados a irse de su país y para aquellos que enfrentan necesidades humanitarias acuciantes dentro de Venezuela".

El gobierno del presidente Trump ha sido clave en visibilizar y tomar medidas para presionar al gobierno en disputa de Nicolás Maduro. A la vez ha brindado apoyo al presidente encargado Juan Guaidó, quien fue recibido el miércoles por el presidente Trump en la Casa Blanca.

El apoyo estadounidense incluyó a la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado, que entregó por su lado "más de 208 millones de dólares de ese valor total a brindar alimentos y albergue a personas venezolanas, así como posibilitar que se inscriban para servicios y se integren en los países que los acogen".

El gobierno estadounidense ha dicho que su cooperación también está destinada a financiar el trabajo que realizan organizaciones internacionales y no gubernamentales, así como colaborar con los países que reciben a los migrantes venezolanos, como Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, y varias naciones insulares caribeñas.

"Proporcionamos esta asistencia con el fin de promover la estabilidad regional y ayudar a los venezolanos a paliar sus necesidades en lugares próximos a su lugar de origen, de modo que cuando se produzcan cambios en Venezuela, los venezolanos puedan regresar de manera libre y voluntaria", dijo el texto del Departamento de Estado.

Las autoridades estadounidenses informaron que la asistencia se basa en cuatro aspectos, que incluyen proporcionar albergue, alimenos e insumos necesarios, estatus legal, asilo, formas para integrarse y empleos.

El Departamento de Estado reconoce también en su informe el trabajo realizado junto la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Con nuestra ayuda, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) brindó albergue a más de 53.000 venezolanos en la región entre abril de 2018 y septiembre de 2019", indicó el texto.

Además informó que en septiembre de 2019, la OIM ayudó a 2.657 venezolanos con actividades que generan ingresos en Argentina, Chile, Colombia, Perú, República Dominicana, Guyana y México. En Chile, 1.494 venezolanos participaron en una feria de empleo para la integración socioeconómica de refugiados y migrantes.