​​Las casas del jefe de despacho del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, Roberto Marrero, y del diputado de la opositora Asamblea Nacional, Sergio Vergara, fueron allanadas en la madrugada del jueves.
El vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, habla fuera del hotel Bayerischer Hof durante la Conferencia de Seguridad en Múnich, Alemania.

La Unión Europea debe reconocer al líder del congreso venezolano, Juan Guaido, como presidente del país sudamericano, dijo el sábado el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, al presionar no solo a los gobiernos europeos individuales sino al bloque en general.

En un discurso durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, Pence dijo que Guaidó, quien se ha declarado a sí mismo como líder interino y ha ganado el apoyo estadounidense e internacional para reemplazar a Nicolás Maduro, mereció que "el resto del mundo" lo reconociera, y llamó a Maduro un dictador que debe bajar del poder.

"Es hora de que el resto del mundo dé un paso adelante. Una vez más, el viejo mundo puede tomar una posición de apoyo a la libertad en el nuevo mundo... Hoy hacemos un llamado a la Unión Europea para que se adelante por la libertad y reconozca a Juan Guaidó como el único presidente legítimo de Venezuela ", dijo Pence.

El vicepresidente también visitó el sitio conmemorativo de Auschwitz el viernes junto con el presidente polaco y Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump, viendo un vagón del tren, crematorios y el cabello de víctimas que lo convierten en un testimonio tan poderoso del mal que le sucedió a Europa en el siglo pasado.

Fue la primera visita de Pence, un cristiano conservador, al sitio donde las fuerzas alemanas asesinaron a 1.1 millones de personas, la mayoría judíos, pero también polacos, romaníes y otros, durante la ocupación de Europa del Este por parte de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Pence y su esposa Karen estuvieron acompañados por el presidente polaco Andrzej Duda y la primera dama Agata Kornhauser-Duda.

"Me parece que es una escena de una tragedia indescriptible, que nos recuerda de qué es capaz la tiranía", dijo Pence horas más tarde durante un evento el viernes por la noche, al margen de la Conferencia de Seguridad de Múnich en Alemania. "Pero me parece que también es una escena de la victoria de la libertad".