Desde el año 2015, el Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela se ha encargado de recorrer Estados Unidos en busca de donativos, insumos, medicamentos y alimentos para enviar a Venezuela y ayudar, aunque sea de momento, a paliar las necesidades más urgentes de los habitantes de ese país. Su fundadora y líder principal, Marisol Diéguez, define su trabajo como “necesario, urgente e imprescindible” porque como ella misma dice, “un cáncer no puede esperar y el medicamento debe llegar al que lo necesita, lo más pronto posible”.

Justo parte de la labor y el esfuerzo de los voluntarios del programa es lo que se muestra en el documental “La 5ta. Ruta”, dirigido y realizado por el periodista venezolano Nelson Ramírez. “Esta idea nace, primero, con la intención de dar a conocer el trabajo de los venezolanos en el exterior, inspirado en lo que hace el Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela y, segundo, fue una oportunidad para mí de aportar, de dar a conocer la labor que hacen y hacer que mucha gente se pueda sensibilizar y ayude, porque eso es lo que realmente necesitamos”, comenta.

Con el alba…

Son las 5:00 am y los voluntarios del programa ya están manos a la obra haciendo los ajustes necesarios en el camión para emprender el viaje. Primera parada: Virginia…

“No tuvimos la oportunidad de programarlo mucho [el documental]. Se dio la oportunidad de montarnos en el camión con Marisol y hacer el recorrido con ella. Fue una experiencia indescriptible – explica Nelson – Lo que más me impresionó es ver cómo todo el mundo está en la misma línea, estando en países y ciudades diferentes… estando en Venezuela, en Portugal… en Londres, en Boston, en Miami, en diferentes sitios. Uno ve las entrevistas y pareciera que se hubiera programado un guión y nada de eso ocurrió”.

En “La 5ta. Ruta”, documental que refleja el quinto viaje que ha realizado la fundación del Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela, un equipo de grabación pudo recoger todas las anécdotas, historias, risas, llantos y hasta algunos sustos en busca de los donativos para enviar a Venezuela. “Recuerdo que llegamos a uno de los sitios a recoger unas cajas - cuenta Marisol Diéguez – y me pasé de la calle donde debía cruzar; así que me metí en el estacionamiento de una iglesia para dar la vuelta cuando escucho un ruido súper fuerte… me llevé el techo por delante. Resulta que el camión era un poco más alto y no calculé bien”. Pero como ella misma lo cuenta, no pasó de ser un susto porque de inmediato salió el personal de la iglesia y lejos de reprenderla, se unieron a la causa de los venezolanos.

Esta es apenas una de las anécdotas de los 30 minutos de “La 5ta. Ruta”.

“Me llama mucho la atención que nosotros los venezolanos muchas veces decimos que no nos unimos, que no hacemos las cosas bien, nos quitamos mucho crédito y ésta es una manera de demostrar que cuando queremos hacer las cosas bien, las hacemos con mucho cariño y con mucho amor”, señala sin dudar Nelson Ramírez.

“Todos podemos ayudar”

En medio de la pandemia de COVID-19, que afecta aún más a países como Venezuela, en los que el sistema sanitario es calificado como deficiente, un esfuerzo como el de estos venezolanos en el exterior, resalta mucho más. “Mi propósito con este documental es sensibilizar a más personas y que sepan que todos podemos ayudar… y una de las cosas que nos dimos cuenta durante la realización de este trabajo es que ese sentimiento de haber salido del país, ese cargo de conciencia que muchos tienen de ver que se han ido y hay mucha gente sufriendo en nuestro país, se equilibra con trabajos como el de la fundación. Si no estuviésemos afuera, si todos nos hubiésemos quedado en Venezuela, no tuviéramos a nadie que nos ayudara como lo estamos haciendo los venezolanos que estamos afuera, hoy en día”, dice Nelson Ramírez.