El SNTP pudo confirmar que los funcionarios también se habrían llevado detenido a los padres de comunicador, pero posteriormente fueron liberados.
El SNTP pudo confirmar que los funcionarios también se habrían llevado detenido a los padres de comunicador, pero posteriormente fueron liberados.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela denunció este fin de semana la detención del periodista Darvinson Rojas por unos presuntos tuits en los que habla de cifras que presuntamente el gobierno en disputa de Nicolás Maduro “intenta ocultar”.

Este sábado en la noche, Rojas explicó en sus redes sociales que funcionarios de la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana llegaron a su casa con el argumento de que los acompañaran porque recibieron llamada sobre un presunto caso de #COVID-19. 

Después de negarse, los funcionarios habrían forzado la puerta y se habría perdido comunicación con el periodista. El SNTP pudo confirmar que los funcionarios también se habían llevado detenidos a los padres de comunicador, pero posteriormente fueron liberados.

“Se llevaron computadoras y celulares y golpearon al señor Rojas”, agregó el sindicato. 

Los padres del periodista revelaron, según el sindicato, que pudieron escuchar que le pedían revelar la fuente de estadísticas de casos del COVID-19 en el estado con más casos en la nación suramericana, Miranda, junto al Distrito Capital, donde está Caracas.

Este domingo en la mañana, cuando los padres se presentaron al comando donde lo habían dejado detenido, les aseguraron que no estaba allí. 

La noticia no pasó desapercibida ante los organismos internacionales. El relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, aseguró estar “gravemente preocupados” por la denuncia.

Por su parte, el Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas, CPJ por sus siglas en inglés, pidió su liberación inmediata “y que se respeten sus derechos”.