La comunidad estudiantil de la UCV ha denunciado que sus instalaciones se han venido deteriorando aceleradamente

CARACAS - Los espacios de la emblemática Ciudad Universitaria fueron declarados patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco en el año 2000; sin embargo, según relatan trabajadores, estudiantes y maestros, el estado actual de su infraestructura evidencia el abandono en que vive la institución.

La gota que derramó el vaso y que encendió la alarma fue el reciente colapso del techo de uno de los pasillos principales.

“La Ciudad Universitaria es patrimonio mundial. Es un símbolo arquitectónico para toda la ciudad, para toda la región. Como estudiante de arquitectura pega mucho el ver como nuestra casa, el ver todo lo que recorrimos, que estudiamos y admiramos durante tantos años, verlo literalmente que se cayó el techo”, afirmó a la Voz de América el estudiante Fabio Sansón.

Por su parte, Jorge Barragán, otro estudiante, indicó que: “Básicamente los sentimientos son de frustración, de tristeza y de indignación. Esto nos desmorona a todos moralmente a los que hacemos vida aquí, porque esta es nuestra casa, acá venimos todos los días, este fue el primer pasillo que recorrí al entrar a la universidad”.

En entrevista con la VOA, la profesora de la facultad de arquitectura Egleis Paraus, dijo que la razón fundamental del deterioro de la Ciudad Universitaria es la falta de presupuesto por parte de las autoridades. 

“Toda la Ciudad Universitaria tiene una gran necesidad porque se ha venido deteriorando con el tiempo, no hay materiales, cada una de las cosas se ha ido deteriorando. Simple y llanamente estamos muy tristes porque no tenemos presupuesto como para intervenir todo los que es la infraestructura a lo largo de lo que es la Ciudad Universitaria, esperamos que en cualquier momento nos ayuden”, indicó Paraus.

Tras una inspección realizada por el ministro para la educación universitaria, el presidente en disputa del país Nicolás Maduro así como la UNESCO expresaron su voluntad de otorgar recursos para iniciar los trabajos necesarios para recuperar el emblemático recinto.