En Venezuela, el número de casos de coronavirus registrado en los primeros días de junio es mayor a los reportados entre abril y mayo, lo que indica que la pandemia va en ascenso. Por ello, el personal sanitario espera comenzar a recibir los recursos del convenio firmado con la Organización Panamericana de la Salud, aprobado por oposición y gobierno, para mejorar la atención hospitalaria y aumentar el número de pruebas para descartar COVID -19.

Al menos 45 médicos y enfermeros se han contagiado de coronavirus en Venezuela, de acuerdo con el balance oficial. Muchos de quienes laboran en los hospitales del país deben reutilizar sus insumos de protección, pues no hay suficientes para todos los empleados. "No tenemos los requisitos para atender. No tenemos tapabocas. No tenemos guantes. No tenemos un cuarto de aislamiento. Nos estamos exponiendo a contagiarnos y a llevar la enfermedad a nuestros hogares", dijo a la Voz de América una enfermera de un hospital psiquiátrico de Caracas, quien prefirió reservarse su identidad por temor a represalias.

Y es justamente esto lo que se busca reducir con el plan de asistencia humanitaria, coordinado por la Organización Panamericana de la Salud, que manejará en una primera fase 10 millones de dólares.  El médico Julio Castro es uno de los firmantes de este convenio. Cree que el monto es poco para reforzar lo que califica como el deteriorado sistema de salud venezolano, pero lo ve como un buen comienzo.

"No sabemos cuánto va a durar la epidemia en Venezuela. Ni qué intensidad va a tener en términos de gente afectada. No lo podemos predecir. Los casos van aumentando de una forma muy importante en las últimas dos semanas. Y eso refleja que la situación epidemiológica no es igual que hace mes y pico”, dijo.

Advierte que es necesario aumentar el número de laboratorios con capacidad para procesar exámenes de coronavirus, pues, en este momento, solo el Instituto Nacional de Higiene, en Caracas lo hace, pero demora siete días en dar el resultado. "Nuestro plan es que se hagan seis mil pruebas al día, como se hace en Colombia”, señaló Castro, quien además es asesor de salud del presidente interino, Juan Guaidó.

El representante de la OPS para Venezuela Gerardo de Cossio explicó a VOA que “cuando la epidemia se inició, la capacidad del país era muy limitada, porque dependía de las pocas donaciones de pruebas PCR. Ahora ha ido aumentando considerablemente, pero no estamos al punto de lo que quisiéramos. En Venezuela, pasaron de 100 a 600 ó 700 PCR diarias. Eso es un avance considerable”.