Ante la juramentación de Luis Parra, centro, como cabeza del Poder Legislativo venezolano, la embajada de EE.UU. en Venezuela indicó que el acto “va completamente en contra de la voluntad del pueblo".
Ante la juramentación de Luis Parra, centro, como cabeza del Poder Legislativo venezolano, la embajada de EE.UU. en Venezuela indicó que el acto “va completamente en contra de la voluntad del pueblo".

CARACAS - Países de la región expresaron este domingo su descontento sobre el desarrollo de la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional venezolana, en la que resultó electo un diputado separado de la oposición y a la que el presidente Juan Guaidó y demás parlamentarios opositores no tuvieron acceso.

La Voz de América pudo comprobar que miembros de la Guardia Nacional bloquearon el domingo la sede de la Asamblea Nacional, impidiendo la entrada de varios legisladores.

Reacciones

Un comunicado del Grupo de Lima, la iniciativa diplomática que ha buscado encontrar salidas a la crisis que padece Venezuela, expresó la preocupación de sus miembros por lo ocurrido este domingo.

"El Grupo de Lima sigue con extrema preocupación los eventos que se suceden en Venezuela y hace un llamado a la comunidad internacional para trabajar de manera conjunta en apoyo a la recuperación de la democracia y el establecimiento del Estado de derecho en ese país", indicó el texto.

El grupo además condenó "el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro" que impididó el acceso a varios de los diputados de la Asamblea Nacional a la sesión del domingo.

El Grupo de Lima lo integran gobiernos de países como Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Guatemala, Guyana. Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y el gobierno encargado de Venezuela.

Uno de los primeros en reaccionar fue la Embajada Virtual de EE.UU. en Venezuela. A través de su cuenta de Twitter, aseguró que impedir la entrada de diputados opositores y a la prensa al Palacio Federal Legislativo con piquetes de la Guardia Nacional “demuestra que Maduro le tiene miedo a la verdad y quiere robar la libertad del pueblo”.

Ante la juramentación de Luis Parra como cabeza del Poder Legislativo venezolano, indicaron que el acto “va completamente en contra de la voluntad del pueblo y de las leyes que gobiernan el proceso”.

El presidente interno Juan Guaidó en uno de los piquetes de la Guardia Nacional que cerraba el acceso a la Asamblea Nacional. Caracas, Venezuela. Foto: Fabiana Rondón - VOA.
Oficialismo juramenta a Luis Parra en votación sin opositores y toma la sede del Parlamento
Oficialismo juramenta a Luis Parra en votación sin opositores y toma la sede del Parlamento

Por su parte, Colombia, a través del Twitter de su cancillería, condenó el hecho de que no se les haya permitido el acceso de los parlamentarios de la oposición y alertó a la comunidad internacional sobre el “uso de la violencia” en su contra.

“El resultado de un proceso de elección de la Mesa Directiva realizado de manera fraudulenta, sin transparencia ni garantías, no será reconocido por el Estado colombiano”, afirman en la publicación.

Brasil, en la voz de su canciller Ernesto Araujo, también condenó lo sucedido en los alrededores de la sede del Palacio Federal Legislativo. Acompañado con un video donde se ve el forcejeo de Guaidó y otros diputados con la Guardia Nacional, aseguró que la votación de este domingo era “vital” para la democratización de la nación suramericana y que su país no reconocerá “ningún resultado de esta violencia y afrenta a la democracia”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Antonio Rivas Palacios, también deploró "la represión violenta" de los cuerpos de seguridad del Estado "con la finalidad de impedir la elección de su nueva directiva".

En el caso de Bolivia, a través de una comunicado de su cancillería, rechazó "la manipulación e intervención de Nicolás Maduro" en las decisiones de la Asamblea Nacional. Reiteró su apoyo a Juan Guaidó.

La reacción de otro país cercano, Ecuador, tampoco se hizo esperar. El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, calificó de atropello lo sucedido e indicó que aleja aún más a Venezuela "de la senda democrática". "¡Nuestra solidaridad con las fuerzas democráticas del hermano país!", agregó.

Incluso Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos, indicó a través de su red social que condenaba "los sucesivos actos de violencia contra la Asamblea Nacional".

Rechazó "la acción de usurpación realizada contraria a la legitimidad constitucional y a las mayorías de la AN".

Igualmente, se supo de manera extraoficial que en las próximas horas habrá un pronunciamiento de la Unión Europea por lo sucedido.

Para las elecciones del 5 de enero, el parlamento tiene previsto ratificar a Juan Guaidó como presidente encargado de la Asamblea Nacional nuevamente, y hasta que Maduro deje el poder.
EE.UU. apoya que todos los diputados venezolanos participen en inminentes elecciones parlamentarias
EE.UU. apoya que todos los diputados venezolanos participen en inminentes elecciones parlamentarias

Parra y parte de la junta directiva elegida entre el oficialismo y un grupo disidente de la oposición están señalados por supuestamente haber actuado en favor de un empresario colombiano relacionado con las cajas de comida del gobierno en disputa.

El ministro de información y comunicación del gobierno de Maduro, Jorge Rodríguez, aseguró en su cuenta de Twitter que, de haber querido, Guaidó “hubiera entrado por la puerta”. Acompañó el mensaje con una foto en la que se ve a los diputados Stalin González, Juan Pablo Guanipa y Henry Ramos Allup dentro del hemiciclo.

La Asamblea era el único de los cinco poderes públicos de la nación suramericana en manos de la oposición. Guaidó es reconocido por al menos 56 países como el presidente interino del país y contaba con el respaldo de la comunidad internacional para su reelección de la Asamblea.