A general view is seen during a blackout in Caracas, Venezuela July 22, 2019. REUTERS/Manaure Quintero
Los apagones han impactado también a Caracas, la capital venezolana. [Foto tomada durante apagón ocurrido el 22 de julio de 2019].

CARACAS - En las últimas semanas, la crisis en el sector eléctrico en Venezuela ha empezado a sentirse paulatinamente con más contundencia en Caracas, donde las fallas eléctricas no eran tan frecuentes, y empieza a asemejarse al resto del país.

Meses atrás Caracas era considerada una burbuja, con un servicio eléctrico aún relativamente estable, mientras fuera de la capital los apagones eran a diario y por largas horas. 

“Hubo un bajón de luz”, “Desconecten todo”, son mensajes que se repiten entre quienes comparten grupos de WhatsApp, alarmados por las cada vez más repetidas fluctuaciones de electricidad y temerosos de enfrentarse a un nuevo apagón nacional como el ocurrido en marzo de 2019, que en algunos estados se prolongó hasta por siete días y es considerado el más grande y largo de la historia de Venezuela.

Aixa López, presidenta del Comité de Afectados por los Apagones, afirma que solo en septiembre documentaron al menos 18.556 fallas eléctricas en todo el país, de las cuales 1.099 se registraron en el Distrito Capital y el estado Miranda, que comprende zonas consideradas como la capital de Venezuela.

López alerta que no descartan que se registre un nuevo apagón nacional, debido a que, según dijo, la falla que ocurrió en ese entonces no ha sido solucionada e insiste en que persiste la “desinversión, la falta de mantenimiento y desprofesionalización que hace que la crisis se agudice”.

“El sistema sigue frágil, endeble; el sistema eléctrico nacional está colapsado y en el mes de septiembre se incrementaron considerablemente las fallas en Caracas. Los apagones y bajones afectan la calidad de vida del usuario, ya que al no tener luz impacta sobre otros bienes y servicios”, explicó López.

Una protesta contra los frecuentes apagones en Venezuela, en 2009.
Colapso eléctrico en Venezuela: un ingrediente más de la profunda crisis
La profunda crisis humanitaria que vive Venezuela se ha intensificado con el colapso del sistema eléctrico.

En tanto, Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, detalló que la semana pasada en algunas zonas ocurrieron apagones que duraron más de 60 horas y lo atribuye a un “colapso” del circuito de distribución del norte de la ciudad, donde afirma “ponen la luz en un lado y la quitan en otro”.

“Ya no solamente es en el interior del país, sino en el centro de la capital. Subidas y bajones de voltaje que nos queman los pocos electrodomésticos, y esto sin contar que la poca comida que compran los ciudadanos y que tienen almacenadas en sus neveras se termina pudriendo, porque hay que recordar que estamos en medio de una cuarentena”, cuestionó Rojas.

El dirigente vecinal agregó que, en conversaciones informales, empleados de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), dicen que sólo “tienen para poner parches y arreglar la falla momentáneamente y no dar una respuesta definitiva, porque la empresa estatal terminó quebrada”.

“Los ministros de energía eléctrica terminaron destruyendo la empresa y los pobres trabajadores ganando sueldos de hambre y que trabajan con las uñas. Llegó un racionamiento a la ciudad de Caracas y ni si quiera es avisado. Esto es inhumano, esto es crimen de lesa humanidad, nos están violando nuestros derechos humanos”, cuestionó López.

A juicio de muchos ciudadanos el gobierno en disputa ha tratado de paliar la situación en Caracas para evitar una oleada de manifestaciones antigubernamentales que internacionalmente tienden a ser más visibilizadas que cuando ocurren en otros estados.

En varias ocasiones el gobierno en disputa ha atribuido las fallas a supuestos ataques extranjeros.

La semana pasada, la vicepresidenta Delcy Rodríguez, escribió en su cuenta en Twitter, después de presentarse las fallas:

“Trajimos las palabras de aliento y agradecimiento del Pdte @NicolasMaduro a los trabajadores de @Corpoelecinfo quienes nuevamente rescatan y preservan al servicio electric nacional de los terroristas que persisten en atacar este imprescindible servicio. No podrán con el pueblo”.