Alertan que los productores agropecuarios tampoco están preparando las tierras para futuras cosechas.

CARACAS, VENEZUELA - En Venezuela, agricultores y ganaderos temen perder su producción por falta de gasolina y temen escasez de hortalizas, al no poder trasladar las cosechas a los mercados.

"Aquí les puedo mostrar cómo se están perdiendo las hortalizas, a causa de que no hay combustible. Llevamos más de 22 días que no llega gasolina, ni gasoil a este municipio", afirma Andrés Ramírez, agricultor de los Andes venezolanos, en un video donde se le ve en medio de su cosecha.

Con esta denuncia, el agricultor hace un llamado de atención al gobierno en disputa de Nicolás Maduro para que envíe combustible a los Andes venezolanos, una de las zonas con mayor producción de vegetales del país. La Federación que agrupa a los trabajadores del campo advierte que está en juego el abastecimiento

"La leche que sale de las fincas hay que llevarla todos los días hasta las industria y eso en estos días está seriamente afectado. Un central azucarero en Lara está a punto de paralizar porque sus empleados no tienen gasolina para ir a su sitio de trabajo", señala por su parte Aquiles Hopkings, Presidente Federación de Productores Agropecuarios.

 

Hopkings alerta que, ante la falta de gasolina, los productores agropecuarios no están preparando las tierras para futuras cosechas, lo que, asegura, profundizará la escasez de cereales y granos para el segundo semestre de este año.

"Tenemos productores de hortalizas que nos dicen, no sólo que se pierde la cosecha, sino que lo poco que están sacando, está saliendo en pocas condiciones de calidad y esto lo podemos validar en los principales centros de consumo. Usted va a hipermercados y ve que no hay la misma cantidad de hortalizas y que esas hortalizas no tienen la misma calidad", señala.

El gobierno en disputa de Nicolás Maduro ha dicho en repetidas ocasiones que los productores de alimentos tienen prioridad para surtir sus vehículos, pero los agricultores alertan que, las veces que logran poner gasolina, se limita la venta a un máximo de 20 litros, insuficientes para movilizarse de un estado a otro para distribuir su mercancía.