Migrantes venezolanos llegan al refugio "Divina Providencia" para recibir un almuerzo gratis en La Parada, cerca de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, Colombia, el lunes 11 de febrero de 2019.
Migrantes venezolanos llegan al refugio "Divina Providencia" para recibir un almuerzo gratis en La Parada, cerca de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, Colombia, el lunes 11 de febrero de 2019.

Cada vez más venezolanos que huyen del país están solicitando asilo, según un infome de la Oficina de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que indicó que unos 248.000 lo hicieron en 2018.

La cifra representa el 60 por ciento de los más de 400.000 venezolanos que hicieron la petición de asilo desde el año 2014.

En entrevista con la Voz de América, William Spindler, encargado de coordinar para ACNUR el tema de los refugiados venezolanos, ofreció algunos detalles de la actual situación. 

"Casi un cuarto de millón de solicitudes se hicieron en 2018 y esto muestra cómo el número de personas que están saliendo de Venezuela, pero que también están solicitando protección internacional ha aumentado dramáticamente, particularmente en los últimos 12 meses", dijo el funcionario.

La información ofrecida por Spindler sigue al informe divulgado el pasado viernes por ACNUR, que indicó que "dos tercios de las (414.000) solicitudes de asilo de venezolanos se registraron en América Latina y el resto en Norteamérica y algunos países europeos".

"Lo que hemos visto es una aceleración del número de personas que piden asilo y también sistemas de asilo en América Latina que estaban acostumbrados a recibir cientos o tal vez 1.000 o 2.000 solicitudes en total al año, de repente tuvieron que reaccionar a esta llegada tan importante de venezolanos", explicó Spindler.

Dijo que esta demanda "ha saturado" los sistemas de asilo de algunos de los países receptores de América Latina "que han tenido que ir ajustándose a esa demanda".

"Esto es un desafío importante en el que ACNUR está tratando de apoyar a las autoridades y a la sociedad civil", expresó.

El funcionario comentó también que los venezolanos siguen utilizando peligrosas vías para salir del país, incluyendo las "trochas" o pasos ilegales.

Lea: Venezolanos hacen malabares para cruzar frontera con Colombia.

"Cuando las personas no tienen un estatus legal son más vulnerables a ser traficadas, a ser explotadas. Recordemos también la presencia de grupos armados en zonas de fronteras y de elementos criminales que pueden y que hemos visto que han aprovechado la vulnerabilidad de los refugiados venezolanos para explotarlos (...) y esto es algo sumamente preocupante", indicó Spindler a VOA Noticias.

Las cifras entregadas por ACNUR son proporcionadas por autoridades nacionales de países receptores de migrantes venezolanos y que se encargan de valorar y tramitar las solicitudes de asilo.

Lea: ACNUR abre en Colombia centro de recepción para venezolanos.

ACNUR ha indicado que colabora en reforzar los sistemas de asilo, incluyendo el registro y la documentación. También trabaja con organizaciones de la sociedad civil para proporcionar asistencia humanitaria y promover la inclusión social, cultural y económica de los refugiados.

"El número de solicitudes de asilo representa solo una parte del total del flujo de venezolanos que se encuentran fuera del país y que se estima alcanza los 3,4 millones de personas", indicó ACNUR.

Lea: OEA: Al menos 3.4 millones de venezolanos salieron del país en 2018.

​​​