Irma Olguín Jr. Founder of Bitwise Industries
Foto tomada del perfil de Irma Olguín Jr. Fundadora de Bitwise Industries.

MIAMI, FLORIDA - “Bitwise Industries” es una empresa de tecnología con sede en Fresno, California, una zona mayoritariamente de cultivos y, según un informe publicado en 2018, con un índice de pobreza superior al 20%; no precisamente un área popular para este tipo de compañías.

Pero eso, en lugar de detener a Irma Olguín Jr, la impulsó a crear una empresa que ayudara a la ciudad y sus habitantes a tener otras opciones para transformar a la comunidad, y la industria tecnológica fue su respuesta.

Tomar “personas que vienen de una historia de pobreza, brindarles la oportunidad de desarrollarse en la industria tecnológica y cambiar sus vidas y la de sus familias", es su visión dijo Olguín a la Voz de América.

Dulce Pinzón, artista visual mexicana
Dulce Pinzón: la fotógrafa que captura a los héroes migrantes
La artista visual mexicana habló con la Voz de América sobre su trabajo y los retos que la pandemia plantea para los artistas.

La fundadora de esta empresa, valorada en $100 millones de dólares, cuenta que sus padres, inmigrantes mexicanos, trabajaban en el campo y, ella fue la primera persona de su familia en ir a la universidad y obtener un título en ingeniería y ciencias de la computación de la universidad de Toledo, en Ohio.

Olguín inició Bitwise en 2013, desde entonces la compañía se ha expandido a tres áreas clave de la escena tecnológica, mano de obra, infraestructura e industria, según indica su página web. La empresa, dice Olguín, ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida de sus trabajadores, la mayoría residentes de Fresno.

“En la industria de la tecnología está el crecimiento y empleos con altos salarios, que podrían cambiar radicalmente la vida de personas, que crecieron como yo”, dice la empresaria a la VOA.

Olguín también ha fundado la organización no gubernamental “59DaysofCode” que fomenta el crecimiento de la industria tecnológica, y con la que descubren y desarrollan talentos por medio de concursos. Muchos de los que participan no tienen títulos, pero sí mucha creatividad y talento para las tecnologías, señala la empresaria.

“El nivel de educación y los antecedentes no importaron en absoluto, en términos de las habilidades y el potencial de una persona para tener éxito, no es cuestión de tener un título”, dice, indicando que ha comprobado que la codificación, programación y emprendimientos son las áreas que impulsan la transformación de la sociedad con mejores salarios y superación.

Pero Irma Olguín no se conforma con llevar el progreso a su ciudad, quiere repetir su programa en otras comunidades con las mismas condiciones.

“Tomar el mismo modelo y llevarlo a otras ciudades y repetir esa historia de éxito para que sea justo y equitativo para las personas que viven ahí, que brinde más oportunidades a las personas. Tienen la inteligencia y la ambición, para estar en esta industria solo hay que llegar más lejos", comentó la empresaria a la VOA.

(Adaptación: Herbert Zepeda.)