This image made available by NASA on Thursday, July 19, 2019 shows the logo for the agency's Artemis program. The program aims…
El programa Artemis, en honor a la diosa griega Artemisa, es un programa de vuelos espaciales tripulados que planea regresar a la Luna y preparar las primeras misiones a Marte.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos, NASA, informó este martes que había firmado acuerdos con siete países para establecer las normas de cooperación para explorar la Luna, Marte y otros destinos en el espacio estelar.

En una conferencia virtual posterior con la prensa extranjera, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, expresó su entusiasmo con los acuerdos y anunció que la agencia espacial “quiere fomentar la coalición más amplia, diversa e inclusiva de socios internacionales para cualquier exploración espacial”.

El esfuerzo, que forma parte del programa Artemis, “ha recibido la dirección de ir a la Luna de manera sostenida”.

“En otras palabras”, dijo Bridenstine, “nos vamos a quedar en la Luna. Vamos a ir con socios internacionales”.

Bridenstine explicó que aunque la NASA está liderando el programa Artemis, la colaboración internacional jugará un papel clave para alcanzar una presencia robusta y sostenida en la Luna mientras se prepara una misión humana a Marte.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, dijo que EE.UU. quiere que más países se unan a los proyectos de exploración espacial.

Para ello, está estableciendo una serie de principios, llamados los Acuerdos Artemis, para asegurar un futuro seguro, pacífico y próspero en el espacio para el disfrute de toda la humanidad.

Los países firmantes de estos acuerdos son Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Luxemburgo, Italia, el Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos.

Lo principal será asegurar la transparencia y la divulgación de datos científicos, señaló el administrador de la NASA.

“Vamos a aprender cómo vivir y trabajar en otro mundo, estar en la Luna por largos períodos, y vamos a llevar ese conocimiento a Marte”.

Bridenstine dijo que en el más reciente Congreso Astronómico Internacional, Estados Unidos invitó a todas las naciones presentes a expresar si estaban interesadas en participar en el programa Artemis y la respuesta fue positiva.

“Si podemos crear estándares para las arquitecturas que construimos en el camino a la Luna y eventualmente en el camino a Marte, podemos hacer que todas las naciones se nos unan de una forma robusta con lo que puedan contribuir ahora y logren mejorar sus programas en el futuro, porque la arquitectura es abierta y hay espacio para más países que nunca antes”.

The SpaceX Crew Dragon Endeavour spacecraft is seen as it lands with NASA astronauts Robert Behnken and Douglas Hurley onboard…
Cómo EE.UU. volvió al espacio con sus propias aeronaves
La exploración del espacio de la NASA está ahora en manos de compañías privadas como SpaceX y Boeing.

Otro de los puntos importantes de los Acuerdos Artemis es el registro de objetos espaciales, dijo, en términos de ubicaciones orbitales u órbitas específicas en el espacio.

“Esto es importante porque tenemos que asegurarnos de que estamos operando de una forma que no interfiera con los otros, y si a la larga llegamos a la superficie de otro planeta, podamos hacerlo con seguridad y confianza, y seamos transparentes sobre lo que hacemos y el porqué”, explicó.

Bridenstine también sostuvo que, bajo los Acuerdos Artemis, nadie estará interesado en apropiarse de la Luna y otros cuerpos celestiales para soberanía nacional.

“Sin embargo, como cuando extraemos recursos del océano, uno puede quedarse con esos recursos, como el atún y la energía. Uno puede extraer recursos del océano, pero eso no quiere decir que uno sea dueño del océano”, aclaró el funcionario.

“Lo que hemos aprendido en la Estación Espacial Internacional es que todos podemos hacer más cuando trabajamos juntos. Y eso es lo que estamos haciendo ahora con el programa Artemis”, concluyó.